Anoche, 23 de julio, se televisó en la 1 la final de MasterChef 2 a las 22:30. Los concursantes finalistas que habían llegado hasta ahí eran Mateo y Vicky. Finalmente, la ganadora del programa fue la mallorquina.

Los finalistas tenían que hacer, como en todos los programas, un entrante, un primer plato y un postre presentados por el jurado. En ellos, ambos concursantes tendrían que demostrar el conocimiento sobre cocina que tenían, la evolución que habían conseguido realizar durante el programa y por qué merecían llevarse el premio.

Anuncios

En un ajustado duelo, finalmente pesó más la intuición de Vicky frente a la tradición de Mateo.

Los hermanos Roca, quienes formaron parte del jurado junto a Samantha, Jordi y Pepe, se quedaron sorprendidos con el nivel que tenían ambos finalistas. Como anécdota, la ganadora había preparado un postre inspirado en el de Jordi Roca, sin saber que éste iba a tastarlo más tarde. Otras sorpresas fueron la visita de los familiares de los concursantes y de excompañeros de la segunda edición.

Mateo, por quedar en segundo puesto, ha ganado una beca de Le Cordon Bleu Madrid valorada en 21.000€ para seguir formándose en el mundo de la cocina, puesto que tiene un gran talento; Vicky, ganadora, ha recibido 100.000€ que invertirá en sus estudios, una beca de Le Cordon Bleu Madridvalorada en 36.000€, el título MasterChef España y la posibilidad de escribir un recetario.

En la entrevista hecha a Vicky, la carnicera nos asegura que quiere ponerse las pilas y no desaprovechar la oportunidad de estudiar en Le Cordon Bleu; está muy contenta de haber ganado, todavía no se lo cree. Comenta que lo más importante para poder ganar es ir aprendiendo de los fallos que corrigen los chefs día a día y mostrar una evolución durante el paso por el programa. Aunque, admite, ella pensaba que no podía ganar debido a su comportamiento (y del cual se arrepiente) en la semifinal.

Anuncios

También cuenta que le gustaría ser una cocinera reconocida, pero que la vida del chef es muy sacrificada y debe prepararse correctamente primero. El apoyo de sus familiares y su novio fue indispensable para coger fuerzas y sorprendernos a todos.

El programa MasterChef ha conseguido unir a las familias frente a la Televisión, con 3.2 millones de espectadores, y un 65% de la audiencia que en algún momento de la edición ha seguido el programa. La aplicación de éste ha sido instalada en gran cantidad de smartphones y tablets y cada programa ha sido comentado por Twitter, red social de la que los concursantes han recibido un gran apoyo por parte del público.