Una serie de éxito es un buen negocio. Sin embargo durante un tiempo ese negocio no llega a los actores, que normalmente se ven atados por contratos que les regulan el sueldo en unas cifras que se corresponden más con su estatus anterior de actores casi desconocidos que con su actual papel como estrellas de un programa de éxito. Sin embargo el tiempo pasa y los contratos finalizan y es en ese momento en el que los actores pasan de ser el eslabon debil de la cadena de produccióna ser el eslabon irremplazable.

Anuncios
Anuncios

De pronto son las caras que el público quiere ver en pantalla y por tanto tienen derecho a exigir, no pueden seguir ganando dinero sin ellos.

Eso ha pasado con la serie The Big Bang Theory. Los actores que en ella participan acaban su contrato y la negociación no ha avanzado lo suficientemente rápido como para que la octava temporada comience a grabarse el día treinta de julio. Tanto Jim Parsons (Sheldon Cooper), como Johnny Galecki(Leonard Hofstadter), como Caley Cuoco (Penny) han pedido un aumento de sueldo que puede llegar a poner sus salarios en el millones de dolares por episodio.

Parecido ocurre con los actores Simon Helberg (Howard Wolowitz) y Kunal Nayyar (Rajesh Koothrappali), aunque con cantidades algo más modestas.

En el caso de las dos actrices principales que faltan, Melissa Rauch (Bernadette Rostenkowski) y Mayim Bialik (Amy Farrah Fowler), sus contratos tienen ciclos distintos (no finalizan a la vez que los demás al no haber empezado en la serie desde el primer capítulo) y no han entrado en esta negociación.

Estas cifras recuerdan a lo ocurrido con otra sitcom de hace algunos años, Friends.

Anuncios

Los sueldos de los protagonistas subieron hasta el millón de dolares en las últimas temporadas, en parte por el acuerdo al que llegaron entre los seis de mantenerse todos en los mismos salarios para hacer frente común. En aquella ocasión la serie acabó por cancelarse cuando los costes dejaron de ser aceptables para los productores, que decidieron abandonar la serie por no ser rentable.

Ya han retrasado la grabación, esperemos que las exigencias de los actores no maten a la serie y que recuerden que o todos ganan o todos pierden.

Haz clic para leer más