Ya hace más de 55 años que nació pero parece que está dando sus últimos coletazos porque las cuentas no salen.

La cadena pública RTVE, se encuentra en una situación muy delicada ya que ha necesitado la inyección urgente de 130 millones de euros por parte del gobierno para salvarse de la quiebra técnica.

El gobierno ha tenido que realizar este aporte tras la llamada de socorro del ente público porque no tienen ni para pagar las nóminas, pero a cambio el gobierno ha pedido un plan de choque para evitar gastos innecesarios y superfluos.

Anuncios
Anuncios

Además se ha llevado por delante a algunas de las cabezas visibles de la corporación y se prevén grandes cambios que va a afectar a la reestructuración de la misma.

Van a salir grandes trabajadores de los informativos que han permanecido en la cadena durante muchos años, pero es hora de sacarlos sobre todo a los de la sección de deportes.

La cadena tele deporte será otra de las afectadas ya que va a desaparecer y se va a integrar en la otra cadena como es la 2.

Se les va a exigir una disminución de sueldos de los presentadores estrella, centrarse en realizar un servicio público y dejar de pujar por los grandes acontecimientos deportivos, que sin publicidad no le aportan más que gastos y ningún ingreso.

Se prevé una gran revolución que va a afectar a las series, programas a los actores y presentadores, etc.

Es realmente lamentable que una cadena como la cadena pública que tendría que ofrecer grandes programas y series, sin necesidad de grandes gastos se encuentre en una situación muy mala, que no hace más que temer el desenlace fatal para la cadena pública.

Anuncios

Haz clic para leer más