Miley Cyrus empezó a ser conocida al protagonizar la famosa serie de Disney Channel, Hannah Montana, donde el papel que representaba tenía una doble vida, como cantante famosa y como niña que tenía que mantener el anonimato en su día a día. Esta serie y el gran seguimiento de los espectadores permitieron a la actriz el salto a la fama, y le abrieron las puertas para ganarse la vida gracias a la Música.

Gracias a la serie de cuatro temporadas, la artista sacó su propia película y entró en el mundo de la música con canciones que aparecían en ella.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Continuando por la misma línea pero separándose un poco del personaje de Hannah Montana, Miley participó en el rodaje de varias películas, entre ellas el tierno film La última canción.

Con el tiempo ha ido componiendo más discos, entre los cuales está Party in the USA. Su última película que se ha estrenado en cartelera es LOL, junto a Demi Moore, gracias a la cual se pudo recoger una cantidad bastante elevada de dinero en taquillas.

La sorpresa viene con la evolución de la artista con el paso del tiempo. Conocemos a Miley desde que era una pre-adolescente, con esa faceta de niña buena y discreta, por lo que nos sorprende cómo ha cambiado la cantante en tan pocos años.

El gran boom vino con la salida al mercado del nuevo disco de la artista: Bangerz. Ella misma describe los videoclips como una "narración de su vida durante los últimos dos años". ¡Con vaya vida nos sorprende entonces! El primer single al que los fans de Miley pudieron acceder fue "We can't stop", canción que describe una gran fiesta en la que quizás los padres de los adolescentes no diesen su aprobación para permitirles ir.

Vídeos destacados del día

El segundo videoclip que se presentó del nuevo disco fue "Wrecking ball", que dio la vuelta al mundo en horas. En este clip la cantante aparece realizando gestos un tanto calientes e insinuantes, y viste de un modo bastante extravagante, con una ropa que no da mucho pie a imaginar sus curvas, porque se perciben a simple vista. En este nuevo look, poco queda de la niña que intentaba ocultar la identidad de Hannah Montana…

Este disco ha resultado exitoso y muchos jóvenes de su edad toman a la artista como un modelo a seguir; el tiempo nos dirá si esto es algo positivo o los padres preferirían que su hijo/a tuviese otro tipo de ídolo musical…

Pero todo tiene un límite, y quizás Miley Cyrus no sepa dónde está exactamente. La cantante ha participado en un vídeo narcótico colaborando con Flaming lips y Moby, lleno de imágenes psicodélicas, alucinaciones, cambios de escena e imágenes extrañas…en fin, un sinsentido.

Quizás, llegados a este punto, la influencia que el vídeo la trayectoria de la artista pueda causar sobre sus fans no es tan bueno o sano como era en un principio… Quién sabe hacia qué mundos se adentra la ya no tan inocente niña y cómo nos sorprenderá la próxima vez.