¿Quién nos diría pasados los años el salto que está pegando la tele comunicadora Telefónica y sus nuevas ansias?

Digo esto porque parece ser que la tele operadora, antes empresa de telefonía se está transformando a pasos agigantados en una de las grandes corporaciones a nivel mundial no solo en el modo de las llamadas, sino también en su asalto hacia otros sectores como puede ser el de la Televisión.

Entre su inmenso potencial, cabe recordar que tiene millones de usuarios no solo de la red fija, sino que también dispone de usuarios de la red móvil, sino también su inmenso programa de televisión en el que se está centrando con muchos esfuerzos, y la posibilidad de introducir en las casas la fibra óptica.

Anuncios

Ahora bien, hablando de su mega proyecto de televisión que nos ofrece con la red fija y móvil de las casas, tenemos que pararnos a analizar su potencial. Tal fuerza tiene, que se está haciendo poco a poco con todos los acontecimientos deportivos que se emiten en la tele actualmente. Las motos van a ser en exclusiva suyas a partir del año que viene, la fórmula 1 a partir del año 2016, está tratando de pujar por los derechos deportivos de la Champions League, los partidos de la liga que ya emite y los quiere todos, etc.

Pero no solo de los acontecimientos deportivos quiere vivir, también está pujando por las grandes series del otro lado del océano, la producción de sus propias emisiones, así como de películas, grandes programas, etc.

Si alguien quiere ver algo en el futuro no muy lejano se va a tener que pasar por desgracia a la tele de pago, porque muchas de las cosas que vemos actualmente de aquí a poco se va a tener que pagar por ello.

Cosa que no me parece del todo bien, porque si ya tenemos que pagar por muchas cosas, no tenemos que caer en las garras de las grandes corporaciones para poder disfrutar de los acontecimientos que nos gustan y pagar por ellos.

Anuncios

Habría que tratar de hacer un movimiento entre los ciudadanos y darnos de baja en los productos de estas compañías para exigir que no se pasen de la línea porque estamos ya hartos.