¿George Clooney tampoco es perfecto? Pues parece ser que no, ya que la futura suegra del actor americano no aprueba la elección de su hija. De hecho, todavía no es la suegra de George Clooney, pero en realidad incluso antes de la boda inminente del actor con la joven abogada Alamuddin Amal, Baria, su madre, ya ha comenzado a señalar con el dedo a su futuro yerno. ¿Pero por qué?

Baria Alamuddin y su hija Amal son drusas y es por eso que la futura suegra prefiere que su hija se case con un miembro de la misma religión, una religión de origen musulmana que se difundió en Líbano en el siglo XI. Según algunos rumores, la madre de Amal empezó a comentar por la ciudad donde reside la familia, Beirut, de que está enojada con su propia hija porque entre muchas personas de religión drusa, más o menos unas 500.000 en el mundo, haya decidido elegir a un hombre religioso considerado, según ella, "diferente".

Se trata de una elección religiosa más que personal ya que, poco a poco, la religión de los drusos y los drusos están en extinción porque sólo las personas con ambos padres que pertenecen a la misma religión puede formar parte de ella. Como resultado, los futuros hijos de George Clooney y Amal Alamuddin, quedarían excluidos. Ese es el verdadero motivo de la falta de aprobación de la madre de Amal Alamuddin.

A pesar de estos rumores, la periodista Baria fue fotografiada en compañía de la madre de George, Nina, mientras caminaba cerca de lago de Como, donde el actor americano tiene su magnífica residencia, y donde supuestamente se está preparando la boda del año que según rumores se celebrará el próximo 12 de septiembre.

De momento, Baria parece ser la única que no esté muy contenta de esta unión.

Vídeos destacados del día

La noticia de la boda fue, al contrario, recibida con alegría y entusiasmo tanto por los colegas del estudio Londres donde trabaja Amal Alamuddin tanto por Nina Clooney, la madre del famoso actor, ganador de dos premios Oscar. "Amal me gusta mucho" - ha declarado Nina Clooney - "porque es inteligente y guapa. Son parecidos, y eso para George es muy importante. Comparten un gran sentido del humor y ambos son muy cariñosos".