Para un cinéfilo como el que escribe, no pasan desapercibidos los nuevos métodos de presentación de proyectos seriares para TV. Se trata de una nueva estrategia de la industria  para asegurar el éxito de una serie o película. Los portales de descargas de películas se han vuelto cómplices de este tipo de estrategia. por otra parte parece formar parte de pacto no escrito, lícito por sostener el buen nombre de simbiótico no parasitario.

De este modo piratería e industria del Cine han sabido después de largo tiempo, no solo convivir sino aprevechar sus recursos útiles. Ante la obvie dad de que la producción para cine o TV no puede sobrevivir sin la llegada al público, hoy día se puede tener acceso de forma legal a las últimas novedades a un módico precio sin necesidad de infringir la Ley, ni perjudicar los derechos de autor.

A destacar, a opinión muy parcial del que escribe, series con capítulo piloto como la de Constantine y Dominion. Y películas como la de Hércules, que como podrán comprobar mantienen en su apuesta dos propuestas distintas; Misma historia, con protagonistas distintos y matices distintos. Como siempre, el número de visualizaciones decantará la balanza hacia el lado más comercial.

Este modus operandi, resulta muy atractivo desde el punto de vista de mover la industria en favor de las preferencias del público. Asegurando para la misma tanto el éxito comercial como un ahorro importante en concepto de la no maketación de series o películas sin interés alguno para el gran público.

Es observable, una incursión en los medios audiovisuales de nuevos formatos que favorecen la venta de Best Sellers en el campo de los libros. Podemos ver como libros de la envergadura del Nombre del Viento, escrito por Rothfuss, se abren camino hacia la gran pantalla mediante la presentación de trailers cinematográfico. Y cuando digo la gran pantalla no descarto la pantalla de TV, en la producción de series como la de Juego de Tronos.

Así pues, libros, películas y series parecen ir de la mano. Y un "me gusta" adquiere hoy en día un valor inestimable, tanto para los guionistas, como para los actores, como para toda la familia que vive de este noble arte. 

Me despido en este artículo con un comentario que oí hace ya algún tiempo:

Marilyn Monroe, left us many wonderful memories;

Some large, some small; Some passed and others remained.

Listen to their songs and see your pictures… No matter how;

As she looked, she was building herself… In its own way, to remind us all that:

There is no Business like Show Business

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más