Álex Angulo, actor de Cine español, comenzó su carrera actuando junto a la compañía de teatro independiente de Bilbao "Karraka", dando un gran paso a las pantallas con la película La fuga de Segovia o la participación en programas televisivos como Con los pies en el agua. El oficio juntó al actor con Álex de la Iglesia, quien se convirtió en uno de sus más íntimos amigos y con quien trabajó en diversos films, entre los cuales destacan El día de la Bestia y Muertos de risa. El autor ha sido nominado a los premios Goya en diversas ocasiones como mejor actor protagonista y de reparto, y es conocido por la interpretación de Blas Castellote en la serie Periodistas.

A los sólo 61 años de edad la mala suerte se ha interpuesto en su camino.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Ayer, día 20 de julio de 2014, Álex Angulo iba conduciendo su Audi A3 por una carretera por la zona de Fuenmayor cuando, de repente, el vehículo se salió de la calzada. Varias personas presenciaron el percance y avisaron a los recursos sanitarios del Servicio Riojano de Salud y los Servicios Funerarios, también a los bomberos, la Guardia Civil y la AP-68.

Nada pudieron hacer estos por salvar la vida del actor.

La Delegación de Gobierno de la Rioja tan sólo pudo comunicar la noticia y la hora de accidente, las 17:30 de la tarde; los profesionales no pueden determinar todavía cuál fue la causa del accidente, sin poder haber hecho nada para salvar la vida de Angulo.

José Ignacio Wert, Ministro de Educación, Cultura y Deporte se ha encargado de dar el pésame a la familia y transmitirles la noticia y sus condolencias. Éste ha descrito a Àlex Angulo como honrado, versátil y expresivo, participando en un gran abanico de posibilidades de su oficio: teatro, Cine, series…

Amigos suyos destacan la paradoja: el actor siempre decía que no le gustaba coger el coche, y sin embargo, ha sido el causante de su muerte. Ramón Ibarra, uno de sus mejores amigos, destaca la solidaridad del actor y la participación en proyectos sin intereses a cambio; también su alegría y la comparación con un payaso.

Vídeos destacados del día

De la Iglesia habla de la vida que han compartido, de la sabiduría y humor que desprendía el autor, de su bondad y la paciencia en las películas dirigidas por su amigo, siempre con buena cara y amando su profesión como el que más, quién le introdujo en el mundo del espectáculo.

Ayer nos dijo adiós uno de los grandes…esperemos que descanse en paz, se lo merece.