Chabelita, apodo que por cierto ella misma odia, abandonó la casa que compartía con su expareja (parece ser) Alberto Isla para ir a Sanlúcar de Barrameda a aclarar sus pensamientos: le habían llegado rumores y fotos en las que el chico estaba tonteando con otra mujer, lo que despertó sospechas y enfadó a la hija de Isabel Pantoja. La separación no se sabía si iba a ser definitiva o una crisis más de las varias por las que ha pasado la pareja. Hoy nos ha quedado más claro que esta vez todo apunta a un punto y final.

Anuncios

La protagonista de esta historia está muy descontenta con el padre de su hijo, y quiere dejar claros los asuntos legales lo más rápido posible. Desde la ruptura hace aproximadamente 10 días, Alberto Isla ha hecho comentarios negativos sobre su expareja y ha decidido no firmar el convenio regulador que ella le presentó, en el que dentro de las peticiones se incluían la posibilidad de trasladar a su hijo de Sevilla a Madrid y 400€ mensuales que él deberá abonarle para los gastos del hijo que tienen ambos en común.

Por tanto, el asunto pasa a juicio y será un licenciado el que decidirá los acuerdos que obligatoriamente tendrá que aceptar la pareja.

En televisión la audiencia presenció la actitud de Alberto Isla, y también pudo seguirlo por la red social de Twitter. Estefanía, expareja también del protagonista, dijo que entendía perfectamente cómo se sentía Isabel II en ese momento, porque a ella le hizo precisamente lo mismo. Raquel Bollo salió en un programa televisivo como representante de la afectada.

Anuncios

Ella aseguró que Alberto Isla se había mofado de Chabelita junto a sus amigos, llegando a llamarla “Machupichu”, de un modo totalmente despectivo. Piensan que él estaba buscando una excusa para dar fin a su relación y que quería conseguir la custodia compartida para no tener que pagarle a ella la manutención del niño, puesto que no tenía dinero para ello ni para contratar a un abogado para que lo defendiese. Él contestó a las acusaciones por Twitter, con una actitud que no distaba mucho de la que había mantenido hasta entonces.

Chabelita afirma que todo lo que tenga que hablar con él será por medio de sus intermediarios y abogados.

Ahora mismo la protagonista evade todas las preguntas que los medios de comunicación le hacen sobre su expareja Alberto Isla. No se siente bien, pero ha decidido centrarse en su hijo, ya que es lo más importante para ella. Cuenta con el apoyo de su familia, lo que le ayudará a salir del paso más rápidamente. Os mantendremos informados sobre las novedades que tengamos a nuestro alcance.