Ayer por la noche Bertín Osborne fue el invitado estelar de Hable con ellas, un programa de Tele 5. Al principio la noche transcurría tranquila, Bertín hablaba y todos y todas reían sus gracias machistas. Habló de sus esposas y dijo que era mujeriego. Pero esta conversación no era realmente interesante.

En un momento del programa, el Bertín comenzó a ejercer el rol de analista político, lo cual hizo removerse en su tumba al mismísimo Platón. Su opinión sobre el tema era la que cualquiera podría esperar de alguien de tal catadura: "todos los políticos son unos chorizos". Hasta aquí todo fue como la seda.

Como no podía ser de otra manera, en un momento de la entrevista, le preguntaron aristócrata (Bertín es conde) por el político que más polémica levanta en estos momentos: Pablo Iglesias, líder de Podemos. El conde aprovechó para dar su opinión moderada, según la cual trata a "la gente como imbéciles" porque propone como modelo de democracia a Venezuela.

Al oír las palabras de Osborne, Beatriz Montañez se sintió indignada. Según este, en Venezuela nada hay que parezca una democracia; según Beatriz Montañez y la realidad, Venezuela es una auténtica democracia, al menor por lo que al sistema se refiere.

En cualquier caso, el tema de la discusión no era si Venezuela es un país democrático, sino más bien la relación y opinión de Pablo Iglesias sobre Venezuela.

Tan pertinaz era el aristócrata que Montañez llegó a retarlo a que encontrara alguna declaración del político español en la que alabara al presidente de Venezuela. Si era capaz de hacer tal cosa, ella le daría 1.000 €.

La discusión de la periodista y Bertín levantó un revuelo en las redes sociales, hasta tal punto que se han convertido en trending topic.