El estudio de la universidad navarra, publicado por el Journal of the American Heart Association ( Diario de la Asociación Americana del Corazón), muestra indicios de que aquellos que ven la Televisión durante tres o más horas al día pueden duplicar sus probabilidades de sufrir una muerte prematura. Los responsables del estudio achacan este hecho al sendentarismo de las personas que dedican demasiado tiempo a la televisión.

El estudio consistió en el seguimiento de 13.284 jóvenes, de 37 años de edad de media, que estaban sanos en cuando se empezó la investigación. Se monitoreó el tiempo que dedicaban a tres actividades sedentarias: ver la televisión, usar el ordenador y conducir.

Cada participante en el estudio fue seguido durante 8,2 años de media y, finalmente, se dieron 97 muertes entre los investigados: 19 de ellos fallecieron por causas cardiovasculares, 46 por cáncer y 32 por otras causas.

No sucede lo mismo con el ordenador

Al observar los hábitos de los fallecidos se pudo observar que aquellos individuos que dedicaban 3 horas o más a ver la televisión tenían dos veces más posibilidades de morir prematuramente. En cambio, no se observó ninguna relación remarcable entre el riesgo de muerte y el tiempo dedicado al ordenador o a conducir.

Según el director del estudio, el profesor Miguel Á. Martínez-González: "A medida que la población envejece, las conductas sedentarias se hacen más frecuentes, sobre todo la de pasar muchas horas al día viendo televisión, y esto (...) aumenta muchos de los problemas para la salud relacionados con el envejecimiento".

Vídeos destacados del día

El profesor, consecuentemente, ha recomendado a los adultos dedicar, cómo mucho, una o dos horas a ver la televisión y aumentar la actividad física para evitar así posibles problemas de salud en un futuro.