En primer lugar y antes de nada, aclarar que mi intención no es criticar a un programa de televisión. La calidad de lo que cada uno emite es elección empresarial y muy respetable. Mi problema es más bien la peligrosidad de la idea que hoy se transmite a la población desde un programa de máxima audiencia.

Hoy, en la hora del café de media mañana, he presenciado una sentencia que me ha dejado espantado y patidifuso ante las implicaciones que esto tiene para el ideario colectivo de un país.

Anuncios
Anuncios

Ha tenido lugar en el programa matinal de Telecinco. En este programa se ha emitido una entrevista a Pablo Iglesias, integrante del partido Podemos, del que podría considerarse líder. En dicha entrevista se le preguntaba por una de sus propuestas, que consiste en limitar el sueldo a máximo que se podría cobrar en este país a 8 veces el sueldo mínimo. Aclarar que esta cifra sería 5.162,4€ al mes, más pagas extras y seguramente con muchos pluses aparte.

Anuncios

El señor Iglesias aclara que se trataría del sueldo de los cargos públicos, las empresas privadas son libres de remunerar a sus trabajadores como mejor les plazca, en tanto nadie cobre menos del sueldo mínimo. Tras esta aclaración y ya en plató, la reportera califica dicha propuesta de comunista.

Yo de comunismo sé lo que me enseñaron en mi época del instituto y un par de libros que pudiera leer después, pero no veo la relación entre impedir que un Presidente de Gobierno se pueda poner el sueldo que mejor le parezca con cargo al bolsillo de todos y las teorías expresadas por Marx, Engels y demás comunistas en sus libros.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Podemos

Podría estar hablando de otros comunismos, como los diferentes regímenes surgidos en el mundo bajo el paraguas del comunismo. Sin embargo en ellos los líderes viven como reyes mientras el pueblo se muere de hambre, con lo que tampoco parece que encajen en lo de que los políticos tengan un sueldo razonable.

De todas maneras, no veo el problema en que una persona “tenga que vivir” con un “mísero sueldo” de 14 pagas de 5162,4€ más pluses, especialmente si comes en el congreso a precios de ocasión.

Por si a alguien le interesa y no le apetece tirar de calculadora, esas 14 pagas sumarían un total de 72.273,6€ al año. Si algún político considera que ese sueldo no es digno de él o ella, yo me sacrifico y hago su trabajo para que él o ella pueda dedicarse a otras nobles actividades mejor remuneradas.

También se critica en este programa que se califique a Venezuela como una democracia. No seré yo quién afirme que lo sea, muchas cosas que suceden en Venezuela me parece muy peligrosas y muy poco democráticas, pero las diferentes televisiones la han calificado muchas veces como democracia, al menos por analogía.

Anuncios

Analicemos.

Según la “opinión mediática”, nosotros somos una democracia porque votamos a nuestros gobernantes, así de simple. En Venezuela se hace también, con lo que por ahí no les podemos llamar dictadura. Existen otros muchos requerimientos para que un país sea una democracia. Libertad de prensa, juicios justos, libertad de reunión o incluso libertad de cátedra en las universidades y escuelas.

Anuncios

Podría llenar varios folios con lo necesario, pero desde luego aquí Venezuela es muy posible que suspenda. La cuestión es que los medios califican a España como democracia porque votamos, olvidando pasar al Estado por el mismo tamiz por el que pasan a otros países para comprobar que sean democracias.

Además en el programa se pasa por alto la otra mitad de esta respuesta. Según Pablo Iglesias en Venezuela los policías que cometen un acto ilícito parece que lo pagan con una condena, mientras aquí no. Yo de Venezuela no sé mucho en lo que ha castigos a policías se refiere, pero aquí en España hay integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que han agredido a señoras mayores que esperaban el metro y a periodistas que documentaban los hechos y no tengo noticias de castigo ninguno. No sé si en Venezuela pasará o no, pero desde luego no es un tema sobre el que pasar por encima si te consideras periodista.

En definitiva, este sería un ejemplo de lo que sucede hoy ante los ojos de los ciudadanos. No quiero pensar que pasará mañana.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más