Los médicos siempre aconsejan hacer ejercicio de manera regular para que el cuerpo pueda tener todas sus funciones en óptimo estado. Sin embargo, las personas que hacen ejercicio físico de manera muy intensa y exagerada pueden tener consecuencias graves en el cerebro y también en el organismo, según un estudio reciente publicado por la revista Current Biology.

El estudio analizó a 37 atletas con resonancias magnéticas

El estudio realizado tomó como muestra a unos 37 atletas durante unas tres semanas.

De forma aleatoria a una parte de estos atletas se les dio la instrucción de hacer sus ejercicios de forma normal y equilibrada mientras que a otro grupo se le exigió que aumentaran el esfuerzo en un 40%.

La forma de analizar a estas personas era de manera física y también cerebral mediante resonancias magnéticas. El resultado fue el que se sospechaba, los que fueron sometidos a más carga tuvieron más fatiga mental que los que hicieron los ejercicios según su manera habitual y equilibrada.

El esfuerzo físico exagerado incide en la corteza prefrontal cerebral

Los resultados del estudio reflejaron una actividad fuera de lo común en la corteza prefrontal cerebral, algo así como una disminución de las funciones en esa área, lo que influyó drásticamente en algunos comportamientos, como por ejemplo la toma de decisiones. En lo referente a la toma de decisiones que tienen que ver con números o economía, el estudio muestra que el exceso de ejercicio incide de manera negativa en estas.

Según explicó Mathias Pessiglione, del Hospital de la Pitié-Salpêtrière de París y autor del estudio, los resultados demuestran que cuando estamos fatigados debido al ejercicio físico en extremo, la toma de decisiones se afecta seriamente. Algunas personas tienden a ejercitarse de manera muy exagerada pensando que así lograrán resultados más rápidos. Sin embargo, si la toma de decisiones se entorpece debido a la fatiga solo hay que imaginarse a un montañista fatigado que esté a cierta altura y empiece a tomar sesiones apresuradas y erradas.

La corteza prefrontal del cerebro permite tomar decisiones y si el cerebro está fatigado pudiera la persona de manera impulsiva decidir sobre asuntos de forma ilógica o con menos capacidad.

Estos resultados son adversos para el cerebro y demuestran que aunque es beneficioso hacer ejercicios, nunca debe fatigarse el cuerpo ya que de manera similar se fatigaría el cerebro. Algunos deportes de riesgo que ya de por sí son peligrosos y la vida del deportista está implicada, se convertirían en más peligrosos aún si el atleta está muy fatigado y las decisiones no sean las más acertadas en plena ejecución de esa actividad deportiva.

Lo interesante de este estudio es que las decisiones tienen mucho que ver con las del tipo económico, ya que al estar fatigado el cerebro, este puede ignorar muchas variables y fluctuaciones necesarias para que pueda considerarse una decisión correcta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más