El motivo por el cual Rosa Lagarrigue denunció hace tres años a Alejandro Sanz, fue por el presunto rompimiento de contrato de forma unilateral. La relación laboral duró 25 años, en su momento, la representante lo demandó por 9 millones de euros, alegando daños y perjuicios. Por este motivo, el cantante debió finalmente acudir al juzgado 74 de Primera Instancia de Madrid, para darle punto final a la demanda.

La conocida representante había rechazado el acuerdo que le presentaron los abogados de Sanz, que constaba de una indemnización por la cantidad de 4 millones de euros.

Una etapa de separaciones y rupturas

Alejandro Sanz está pasando por dos separaciones, una amistosa con su exmujer, Raquel Perera, según confirmaron ambos en su cuenta de Instagram. La otra es la demanda de su exrepresentante, Rosa Lagarrigue, que lo ha obligado a hacer una pausa en sus compromisos laborales, específicamente su gira por América.

El miércoles 24 se enfrentó cara a cara con la chilena Lagarrigue, a quien él despidió de forma inesperada en el año 2016, luego que se realizará una auditoría en la cuentas del cantante.

El contrato aún se encontraba vigente en el momento de la ruptura, ya que se había renovado en el 2014 y era válido hasta el 2019.

Durante el juicio, Sanz se limitó a responder las preguntas que se le realizaron, sin dar ningún tipo de información adicional, mostrando que no estaba a gusto con la situación. La actitud del cantante al responder las preguntas de forma muy escueta, provocó que el juez le diera una pequeña reprimenda.

Pero no todo han sido mala noticias para Alejandro Sanz, ya que tuvo una alegría con el grado del colegio de su hija mayor, Manuela, quien además alcanzó la mayoría de edad.

El cantante no pudo estar con ella en el acto de grado, pero si la acompañó durante el baile de graduación, y publicó las fotos en las redes sociales.

La trayectoria profesional de Rosa Lagarrigue

Lagarrigue es conocida como una de las representantes artísticas con más autoridad internacionalmente y ha representado a Miguel Bosé, Mecano, Raphael, entre otros. Alejandro Sanz puso fin a la relación laboral de forma unilateral con Rosa en el 2016.

Sanz justificó su decisión alegando que hacia un tiempo que no le estaban cuadrando las cuentas, por lo que decidió realizar una auditoría, no quedando conforme con lo que se encontró, según comentarios que se realizaron en su momento en el ambiente musical.

Según palabras de Rosa Lagarrigue, demandar a Alejandro Sanz, ha sido uno de los momentos más tristes y difíciles de su vida profesional. La ruptura se produjo de forma unilateral y no consensuada.

El equipo de abogados que representa a Alejandro Sanz, afirma que todo se realizó de forma totalmente lícita, por lo que no se encuentran en la obligación de indemnizar a la compañía de Rosa Lagarrigue.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más