La Organización mundial de la salud (OMS) recomienda consumir 5 porciones de frutas y verduras diariamente para suplir las necesidades metabólicas de nutrientes. Para conseguir una alimentación consciente y equilibrada, entra en juego el conocimiento acerca de las propiedades de los alimentos, ya que de este modo se pueden obtener los mejores beneficios de las prácticas en nutrición para así obtener beneficios en la salud y la belleza.

Un método para facilitar el adecuado consumo de las frutas es a partir del color, ya que este factor indica la presencia de ciertos nutrientes particulares. La idea es mezclar en la dieta correctas proporciones y variedades de vegetales de distintos colores.

La piña y la naranja, grandes aliados para la salud

En primer lugar, está la piña, también llamado ananá. Este fruto posee muchos beneficios para la salud del cuerpo humano.

No solo es bajo en calorías, además es buena fuente de fibra vegetal y favorece la hidratación, dado que posee un alto contenido de agua (hasta un 87% de su composición), posee un sabor y aroma exóticos. La piña se destaca por su contenido de bromelina, una enzima que ayuda a extraer mejor los aminoácidos de las proteínas, debido a su actividad proteolítica. Es decir, las proteínas son moléculas compuestas por aminoácidos unidos por enlaces peptídicos, la bromelina de la piña ayuda a romper esos enlaces, dejando aminoácidos libres que pueden ser mejor aprovechados por el cuerpo.

De este modo, es una fruta útil para personas que sufren de digestión lenta y pesadez. Son múltiples los beneficios medicinales atribuidos a la piña, entre ellos se encuentra la mejoría de la circulación, propiedades antiinflamatorias, debido a su contenido de ácido fólico ayuda a mantener un sistema inmune saludable. Sin duda, una maravilla de la naturaleza.

También, la naranja es un fruto cítrico que posee la ventaja de poderse consumir en muchos tipos de preparaciones como postres, zumos, ensaladas, dulces entre muchos otros.

Posee ato contenido de vitamina C, esta sustancia también denominada ácido ascórbico, es necesaria para fortalecer el colágeno del cuerpo que forma parte de la piel y los huesos. Además favorece la absorción del hierro, un mineral necesario para la formación de la hemoglobina, la sustancia que da el color rojo a la sangre y que si hay un déficit de esta se producen enfermedades debilitantes como la anemia ferropénica.

Entre otras propiedades, posee buenos niveles de minerales como el magnesio, su contenido de fibra ayuda a las personas que están en dieta para bajar de peso o disminuir los lípidos en la sangre, ya que ayuda a saciar y que no se absorba tanta grasa y colesterol en el intestino. La naranja es otra fruta amarilla con excelentes propiedades para personas de todas las edades.

El mango, la papaya y el maracuyá también tienen propiedades saludables

El mango es otro fruto amarillo muy destacado, no por nada es una de las frutas más consumidas en el mundo.

De sabor dulce y apetecible, acompaña creaciones gastronómicas de todo tipo, especialmente su color y sabor evoca bellos ambientes tropicales. Incluso se dice que Buda recibió su iluminación bajo un árbol de mango. Fantástico fruto que contiene grandes cantidades de vitamina C, y betacaroteno, este último es muy importante ya que al metabolizarse se transforma en vitamina A, que cumple varias funciones biológicas. Entre ellas se puede destacar su papel fundamental en la visión, ya que permite la formación de pigmentos de la retina, que son sustancias indispensables para la salud ocular, especialmente para el tipo de visión que se da bajo la luz tenue. Otra cualidad importante de la vitamina A se da en los problemas de la piel como el acné, ya que su déficit puede producir problemas dermatológicos de este tipo, por lo tanto esta fruta es muy recomendada para aquellas personas que desean mediante la nutrición mejorar la calidad de su piel.

La siguiente recomendada es la papaya un fruto anaranjado. Esta es una excelente fruta para aquellos que hacen dietas de bajo contenido calórico. Posee excelentes propiedades antioxidantes gracias a sustancias como el licopeno y carotenoides como el betacaroteno y la zeaxantina. Además de todo ayuda a evitar la oxigenación del colesterol en las arterias, contribuyendo a prevenir enfermedades cardíacas antes de que aparezcan.

Esta fruta tiene excelentes beneficios para calmar las molestias producidas por la gastritis y otras afecciones gastrointestinales, esta poderosa propiedad se debe a una molécula denominada papaína, que de acuerdo a un artículo publicado por Nutrition Review, puede reducir el dolor y la inflamación del estómago, además de la indigestión la acidez y el reflujo. La papaya es una excelente opción para la salud del sistema digestivo.

El último e indispensable fruto de esta selección frutal es el maracuyá o fruta de la pasión. Las variedades amarillas de este exótico manjar contienen un alto nivel de minerales como el potasio, el fosforo y el magnesio, por lo tanto es ideal para consumir solo o en jugos si se desea reponer estos elementos después de alguna actividad física fuerte o un episodio de fiebre o diarrea. Tiene un alto contenido de fibra por lo que resulta vaciante además de presentar beneficios como laxante suave. Es uno de los frutos que nos aporta triptófano que es un aminoácido necesario para la síntesis de serotonina y melatonina, sustancias necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y que influyen sobre el sueño y el estado de ánimo. El maracuyá tiene propiedades relajantes por lo que es muy recomendable consumirla durante la noche.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más