Si hay un campo dentro de la estética que ha evolucionado de manera exponencial ese es el de la Depilación. La utilización del láser está totalmente asentada, pero la investigación sigue buscando maneras menos agresivas para la piel y cada vez más efectivas para eliminar el vello, retardar su crecimiento o reafirmar tu dermis. El exponente más reciente de esta continua innovación es el método de depilación SHR (de sus siglas en inglés Super Hair Removal) y los sistemas HIFU de rejuvenecimiento.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Cáncer

¿Quieres saber en qué consisten?

Alta intensidad en continuo movimiento

A diferencia de los sistemas convencionales de láser IPL, el SHR conjuga el láser con la Luz pulsada intensa.

De este modo, moviliza un 50 % de la Melanina para destinar la otra mitad de la energía a calentar la piel. De este modo, se consigue una mayor penetrabilidad hasta el folículo piloso que evita que el vello se reproduzca.

Existen estudios que evidencian que los nivel cortos y elevados de energía son más nocivos para la piel y menos efectivos. Con este sistema SHR conseguirás suprimir entre un 80 y un 90 % de tu vello, incluso los más finos, como es el caso del vello rubio o rojo. Así mismo, es válido para todo tipo de fototipos de piel, incluso las pieles más oscuras pueden lograr una pérdida efectiva de vello y podrás realizártelo a lo largo de todo el año (también en verano).

Las repeticiones (12 por segundo) abarcan la melanina, el tejido y las células calentándolas paulatinamente con la exposición a un calor suave de unos 45 grados centígrados.

Al no utilizar agujas no existe riesgo de infección. Apenas sentirás dolor, un simple hormigueo que algunas personas comparan con un masaje caliente. En función de cuáles sean tus características personales necesitarás más o menos sesiones. La media oscila entre las 6 y las 10, que deben espaciarse con un intervalo de 4 semanas entre ellas.

Ultrasonidos estéticos

¿Conoces los tratamientos HIFU de rejuvenecimiento facial y corporal? Una vez más, la innovación convierte a los ultrasonidos de alta intensidad en tus aliados para lograr una piel más tersa y joven. Este novedoso tratamiento es una interesante alternativa a medidas drásticas como la cirugía. Incluso, se postula como un eficaz procedimiento frente al bótox o al botolift [VIDEO].

Las altas temperaturas que se consiguen (65-75 grados centígrados) alcanzan las capas más profundas de la epidermis para estimular la producción del colágeno [VIDEO]y elastina. Los fibroblastos que sostienen tu piel se retraerán y tu piel lucirá reconstituida y más bella.

Ya lo ves, la ciencia no deja de avanzar para brindarte sistemás efectivos, rápidos e indoloros que satisfagan tus necesidades.