3

El frío ya se ha dejado notar y de qué manera, ¿verdad? Si cada año por estas fechas tus labios lucen con heridas y cortes, ya ha llegado el momento de ponerle remedio. Toma nota, porque te resumimos los cuidados esenciales que debes procurar a tus labios para ensalzar su #Belleza en cualquier época del año.

No temas al invierno

Existe una falsa creencia de que mojando los labios con saliva estos se hidratan. Además de falso resulta totalmente contraproducente, ya que esta humedad agrava el nocivo efecto del frío sobre ellos. Con esta manía, solo conseguirás elevar el riesgo de sufrir cortes y grietas en tus labios. Al carecer de glándulas sebáceas los labios son especialmente vulnerables dada su incapacidad para procurarse una adecuada hidratación.

Somos nosotros los que debemos esforzarnos en seguir unas ciertas pautas saludables:

  • Bebe un mínimo de 8 vasos de agua al día. Increméntalo si has realizado ejercicio físico, hace calor o estás padeciendo una diarrea.
  • Recurre a las frutas y verduras para preservar la hidratación de todo tu organismo y beneficiarte de su aporte en vitaminas.
  • Ya sabes, en lo sucesivo no te humedezcas más los labios ni los mantengas mojados después de haber bebido.
  • Utiliza bálsamos labiales hipoalergénicos (mejor en barra por ser más higiénicos), que contengan manteca de cacao, filtro solar y que estén enriquecidos con vitaminas y aloe vera [VIDEO].
  • Evita los cosméticos compuestos de alcohol o agentes irritantes como los labiales permanentes. Son estupendos para el verano, pero en invierno no son los más adecuados.
  • Una vez a la semana acostúmbrate a exfoliarlos. Puedes aprovechar tu exfoliante habitual o prepararte una loción casera con un poco de yogur, azúcar y miel.
  • Si la exfoliación no es lo tuyo, puedes cepillarte los labios cuando te limpies los dientes. El efecto es similar y conseguirás eliminar las pieles muertas y reactivar la circulación de esta zona.
  • No olvides hidratarlos con productos específicos como los labiales humectantes o con un poco de miel, sobre todo, después de la exfoliación y antes de dormir para aprovechar la actividad restauradora de nuestro organismo durante las horas de descanso.
  • Cuando estés en la calle tápate la boca con la bufanda para minimizar la resequedad causada por el frío.

¿Los labios están en desventaja?

Al contar con una menor cantidad de melanina y queratina, los labios son una de las zonas más vulnerables de nuestro cuerpo.

Estas sustancias contrarrestan los daños producidos en nuestra piel por agentes externos como los rayos ultravioletas, el frío y calor extremos o el viento.

Sin embargo, no son los únicos obstáculos para lucir una boca bien hidratada. Ciertos alimentos, cosméticos, respirar por la boca, abusar de los chicles, los efectos secundarios de ciertos medicamentos, enfermedades subyacentes o un déficit en vitaminas A, B o E son los responsables de las grietas, costras y lesiones en los labios.

Ahora ya lo sabes, ya no tienes excusas para no lucir una boca libre de grietas estas navidades y siempre que lo desees. No es tan complicado, ¿no? #oladefrio #LabiosdeCine