Muchas veces se habla de los genitales masculinos (incluso, hay mucha obsesión por el tamaño del pene, como principal razón del placer, durante el acto sexual); pero, casi nunca se habla de los genitales femeninos, para poder garantizar el placer en el momento del Sexo.

La vagina siempre se ha visto como un mero receptor, en la sombra, mucho más discreto que el pene... Pero, es un error ya que esta parte de la anatomía de la mujer es fundamental para conseguir el placer, para conseguir que tanto él como ella tengan relaciones sexuales satisfactorias.

Ahora, la industria de la cosmética ha decidido apostar por ello, con la polémica que esto provoca.

Por ejemplo, en la India ha salido una crema "milagrosa", con un nombre controvertido "18 Again", que vendía la idea de rejuvenecer la vagina y que se iba a volver a sentir en el sexo, como si fueras una adolescente. Los creadores del producto se defienden asegurando que con su crema, la mujer va a sentir más placer y, además, se va a proteger ante posibles infecciones.

Pero, la Federación Nacional de Mujeres de la India considera que es seguir explotando la idea patriarcal de la mujer, que debe llegar virgen al matrimonio

El tamaño de la vagina, sin excitación, puede ser de unos 6 a 8 centímetros; pero, en caso de estar excitada, el tamaño aumentaría a unos 10 u 11,5 centímetros; ya que, la vagina, como sucede con el pene, crece cuando la situación es excitante. La vagina se puede dilatar y encoger, para poder abrazar el pene, lo que hace que el tamaño del pene no sea tan fundamental para dar placer.

Vídeos destacados del día

La vagina, más que el tamaño, va vinculada a la firmeza y a tener unos músculos bien tonificados, porque, de esta manera, la vagina va a ser capaz de estimular mucho más al pene.

Si la vagina está demasiado extendida, la mujer no suele sentir mucho durante las relaciones sexuales

Los ejercicios que más se recomiendan, para evitar estos problemas, son los de Kegel, para trabajar la elasticidad de la vagina. Y es básico cuidar su suelo pélvico, sobre todo tras tener un hijo o al llegar a la menopausia, ya que, con la edad, los tejidos acaban adelgazando y hay menos firmeza. Si se cuida, las mujeres van a poder sentir más orgasmos, controlar mejor el sexo y aumentar más el placer. Otra herramienta muy popular son las bolas chinas, aunque no están indicadas para todas las mujeres.

En el mundo de las operaciones estéticas, se está poniendo de moda el rejuvecimiento vaginal, que se basa en reducir los músculos elevadores y transversales de la zona del períneo y las fascias. Las mujeres al llegar a los 50 años, ahora, se interesan por disfrutar más, ya que, el sexo sigue siendo importante.