Si usted quiere vivir "mil años", atienda a estos sencillos consejos: beba agua purificada y transportada en una botella de vidrio absolutamente neutra e inofensiva para la #Salud, vaya al gimnasio una hora todos los días, consuma alimentos ecológicos certificados que no contengan traza alguna de ningún contaminante, tenga una buena vida social, muchos amigos, sea respetado y querido en su comunidad, no fume, no tome droga alguna, tenga sexo de calidad todos los días y tome el sol, ni mucho ni poco. No se estrese, el estrés es malo. Viva en plena naturaleza y tenga una gran cantidad de aficiones que llenen su vida. Sea millonario, alto y guapo.

Seguro privado y una autoestima alta reforzada por una buena cuenta bancaria. ¡Ah! Y haga running. O lo que sea que esté de moda.

Desde ésta utopía publicitaria sólo al alcance de los bolsillos más afortunados y que desembarca en las clases sociales más bajas bajo la presunción de que son pobres por su propia culpa, llega un nuevo pecado mortal: el azúcar. Resulta tan adictivo para los seres humanos, que la industria alimentaria en su ánimo de buscar el beneficio a costa de lo que sea, lo añade generosamente a muchos de sus productos. Ésto ha derivado con el tiempo en un aumento de las enfermedades relacionadas con la obesidad y la #Diabetes, entre otras.

Las bebidas azucaradas llevan demasiado azúcar. Una lata de 330cl puede contener unas 9 cucharadas de azúcar. Es excesivo para la OMS y la comunidad científica.

Vídeos destacados del día

Ni corta ni perezosa, la comunidad científica ha pedido que haya advertencias sanitarias en las latas, al igual que las hay en el tabaco. Los investigadores han demostrado con estudios científicos minuciosos que la presencia de éstas etiquetas reducen las ventas con respesto a un grupo de control.

Este tipo de señalización se discute en EEUU. En España, según fuentes del Ministerio de Sanidad, no se contempla tomar estas medidas. La industria del azúcar se niega a perder sus privilegios. Incluso han pagado a científicos para que emitan informes sesgados de forma que se ponga en duda la veracidad de los informes negativos sobre el efecto del azúcar en la salud.

Un tema importante del que bien merece informarse más. #refrescos