Solamente en España, una persona tira 30 kilos de comida al año. Desde Prosalus surge una iniciativa para evitar el desperdicio de #Alimentos y concienciar sobre la colaboración y el apoyo ciudadano sobre este tema. La mayor cantidad de Laura Martos Pérez trabaja en el departamento de sensibilización de la entidad y es una de las responsables de la campaña Yo no desperdicio.

¿Cómo surge la iniciativa para llevar adelante la campaña "Yo no desperdicio"?

La iniciativa de yonodesperdicio surge en Prosalus, una ONG española de cooperación al desarrollo, con 30 años de trayectoria, especializada en el trabajo en los determinantes de la salud, principalmente alimentación, agua, saneamiento y educación para la salud.

Desde hace muchos años, Prosalus se ha ido especializando en el trabajo relacionado con el hambre, la seguridad alimentaria y el derecho humano a la alimentación. La mayor parte de nuestros proyectos de desarrollo en zonas rurales de Perú, Bolivia y Mozambique se orientan a conseguir que las comunidades mejoren su capacidad de alimentarse.

Por eso nos ha parecido que sensibilizar acerca de este tema en España es importante y puede ser un vehículo para generar conciencia y compromiso no solo en hábitos de consumo sostenibles sino también para colaborar en la lucha contra el hambre.

¿Cuáles son los puntos más fuertes de la campaña?

#Yonodesperdicio tiene dos puntos potencialmente fuertes. Uno es que está pensada desde el consumo colaborativo, ya que cada vez hay más personas implicadas en compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar.

Vídeos destacados del día

Otro es que se apoya en las nuevas tecnologías para crear una red ciudadana, como internet, el ordenador y la más novedosa, una App para Smartphone Android.

Además ahora que se ha aprobado el Acuerdo contra el Cambio Climático debemos recordar que tirar un alimento, es despilfarrar también recursos naturales muy valiosos y producir gases de efecto invernadero innecesariamente.

¿A quiénes les ha resultado más fácil asimilar la idea de no desperdiciar la comida?

Actualmente hay más de 700 personas registradas en la plataforma y ya se han rescatado más de 58 kg. Aunque debemos ampliar el número de personas para facilitar los intercambios.

La ciudadanía todavía no es consciente de la cantidad de alimentos que dejamos que terminen en los vertederos. En todo el mundo se producen, aproximadamente, 1.300 millones de toneladas de desperdicios alimentarios al año. Los análisis realizados en la Unión Europea los cifran en unos 89 millones de toneladas de alimentos al año. Cada consumidor produciría unos 180 kilos al año.

De acuerdo a la información de EUROSTAT, el 42% del desperdicio de alimentos se produce en los hogares, el 39% en procesamiento y transformación, el 14% en restaurantes y el 5% en establecimientos de venta.

Los últimos días, varias propuestas ciudadanas se han sumado a la de Prosalus. Madres y padres que intentan revertir la situación de muchos comedores escolares donde la comida sobrante es tirada a la basura.