Los números demuestran que España se ha tomado en serio las alertas por los casos de obesidad infantil. El último estudio Aladino 2015, publicado este viernes en el portal de Transparencia del Gobierno, arroja datos esperanzadores: hay “una disminución estadística significativa” en la prevalencia del sobrepeso en niños y niñas de 6 a 9 años. No ha ocurrido lo mismo con la prevalencia de la obesidad aunque los datos que dispararon todas las alarmas “se hallan estabilizados”.

El informe de 104 páginas concluye que en España “la tendencia temporal del exceso de peso en niñas y niños de 6 a 9 años es en la actualidad decreciente”.

También detecta que el sobrepeso se manifiesta más o menos igual en ellas y en ellos mientras que la obesidad afecta más al género masculino.

Pero no hay que cantar victoria. A partir de los siete años las prevalencias del sobrepeso “son significativamente mayores”.

El informe Aladino estudió entre noviembre del año pasado y marzo de este año a 10.899 niños (5.532 niños y 5.267 niñas) de 6 a 9 años, de 165 centros escolares de todas las comunidades autónomas, además de Melilla y Ceuta.

Esta muestra representativa del conjunto de la población española, cifró la prevalencia media del sobrepeso en un 23,2% (22,4% en niños y 23,9% en niñas) mientras que la prevalencia de la obesidad fue del 18,1% (20,4% en niños y 15,8% en niñas).

Causas de la obesidad

Los expertos siguen asociando a la obesidad causas relacionadas, sobre todo, con los hábitos de alimentación y el sedentarismo, pero también factores como que los niños no desayunen a diario o tengan tele, ordenador o videojuegos en sus habitaciones.

Vídeos destacados del día

Ver la televisión más de dos horas al día y dormir menos de lo recomendado también influye. Y pesa, además, la clase social: las familias con niveles de ingresos bajos son más propensas a criar niños obesos. Lo mismo pasa con los padres y madres de bajo nivel educativo.

En 2010-2011 el mismo estudio Aladino concluyó que la prevalencia de la obesidad en niños y niñas españoles de 6 a 9 años era del 18,3%, dos décimas por encima de los datos registrados en 2015-2016. No hay que olvidar que los niños con exceso de peso tienen peor autoestima y calidad de vida.