En la sociedad actual, es muy frecuente el consumo de alimentos procesados, los cuáles suelen llevar azúcares libres, grasas saturadas, grasas trans y sal o sodio. Si esto lo sumamos a lo fácil que es encontrar a gente que no consume suficientes frutas y verduras, descubrimos que hay un gran problema.

La #OMS (Organización Mundial de la Salud), advierte que el consumo de azúcares libres, no debe superar la cantidad equivalente al 10% de la ingesta calórica total, lo que supondrían 50 gramos de #Azúcar para un adulto, cuya ingesta calórica adecuada es de 2000 kcal. La OMS da un paso más allá, y expone que es más adecuado un consumo del 5%, o sea, 25 gramos de azúcares (unas 6 cucharadas de café).

Un consumo elevado en azúcares, está relacionado con el aumento de peso y otras enfermedades. Si nos paramos a analizar la alimentación de los niños, que desayunan cereales industriales, almuerzan zumos con azucares añadidos, toman batidos, bollería, hamburguesas, salsas, etc., es fácil imaginar hasta donde pueden llegar en el futuro los problemas de salud de estos niños. Por esto debemos controlar su consumo de azúcares. Los adultos, también, deben cuidar el consumo de azúcares en su dieta, pues lo peor no es coger unos kilos, sino aumentar el riesgo de sufrir síndrome metabólico, diabetes tipo 2, hipertensión...

Ya sabemos que es necesario controlar el consumo de azúcar, pero ¿sabemos la cantidad real de azúcar que consumimos?. No lo sabemos, en unas ocasiones por no saber leer el etiquetado y en otras por la ausencia de información en el envase.

Vídeos destacados del día

Todo esto resulta en que el español medio consume más de 100 gramos de azúcares, frente a los 50 gramos como máximo pautado por la OMS al día, el doble que la OMS recomienda.

¿Qué hacer para evitar consumir tanta azúcar? Para reducir el consumo de azúcar, podemos seguir los siguientes pasos: revisar el etiquetado nutricional (no te quedes con lo que te quieren vender en los envases), reducir el consumo de alimentos procesados, no añadir azúcar al café o leche y evitar bebidas azucaradas (pueden contener hasta 40 gramos de azúcar).