Cuando se habla de las estaciones del año, posiblemente una de las que más cambios provoca en nuestras vidas es el otoño. La bajada de las temperaturas, la reducción de horas de luz solar, sumado al cambio de horario de invierno, la vuelta a la rutina, con el consiguiente cambio de hábitos, son factores que pueden incidir negativamente en el estado de ánimo y en la #Salud de muchos de nosotros, provocando un descenso general de energías, la típica sensación de no tener ganas de nada y, en casos extremos, tristeza o ansiedad. Afortunadamente, estas sensaciones desaparecen a medida que el cuerpo se acostumbra, en pocos días o semanas, si bien se pueden seguir algunos sencillos consejos para afrontar esta etapa del año con una sonrisa y con energía.

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es la alimentación. Una dieta equilibrada y variada es fundamental para obtener elementos necesarios como las vitaminas (especialmente del grupo B), el hierro, la fibra, etc. Por ello, hemos de consumir #Alimentos que nos aporten riqueza nutricional como frutas y verduras, especialmente productos de temporada, como la calabaza (hortaliza otoñal por excelencia), la granada, las setas, y frutos secos como las castañas, tan apetecibles en esta época, ricas en vitaminas y gran fuente de energía. 

Es fundamental además no olvidar la importancia del agua, mantener el cuerpo hidratado consumiendo alrededor de 8 vasos de agua es esencial para eliminar toxinas y purificar el cuerpo. Y además, el agua ingerida a través de infusiones o bebidas calientes ayudarán a afrontar los días fríos.

Vídeos destacados del día

Debido a la reducción de las horas de luz solar, es posible sentir una bajada de energía, y sobre todo un empeoramiento en el estado de ánimo. Por ello, es importante aprovechar las horas de luz solar para pasar #Tiempo en el exterior. Los paseos, el contacto con la naturaleza y la actividad física nos ayudarán tanto a nivel físico como psicológico.

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es la importancia de mantener una correcta higiene del sueño. Dormir el tiempo necesario, y tratar de mantener un horario de sueño fijo son objetivos básicos para afrontar el día a día sin cansancio y a pleno rendimiento.

Todos estos consejos, así como mantener el optimismo y una actitud positiva, nos ayudarán a disfrutar de esta época llena de atractivos (paisajes que cambian de color, productos de temporada, días de lluvia que invitan al recogimiento, e incluso un cierto ambiente "romántico").