No cabe ninguna duda de que son múltiples loa beneficios de la pera sobre el cuerpo humano. Tan sólo su composición nutricional es ideal para integrarla en cualquier dieta y hacerla parte de nuestra vida diaria. Resulta singularmente beneficiosa para depurar nuestra sangre, ya que contiene elementos diuréticos, astringentes, estomáquico y remineralizante. De igual modo, la pera aporta beneficios sobre las personas diabéticas o que hayan sufrido padecimientos relacionados con el corazón, ello debido a los bajos niveles de hidratos de carbono que posee.

Por otro lado, como su sucede con la manzana, la pera es excelente para combatir los casos de artritis, anemia, obesidad, estrés, gota e incluso la hipertensión arterial.

Sus características le confieren propiedades extraordinarias para el aparato digestivo, ya que es un fruto de digestión simple y que no requiere esfuerzos adicionales por parte del cuerpo. Para estos casos en específico, es recomendable su ingesta una vez esté cocida a fin de obtener resultados más rápidos. Si bien es cierto que su composición vitamínica disminuirá, las sustancias esenciales permanecerán intactas.

Las personas que atraviesan males intestinales, obtendrán la solución más natural, ya que de la pera se obtienen efectos astringentes que previenen la aparición de flatulencias que suelen ser más comunes en los casos de colitis. El ácido úrico es otra de las sustancias que serán eliminadas gracias a su consumo, además de los efectos depurativos sobre la sangre. Esto significa que contribuirá a la eliminación de las toxinas que se encuentran en ella y combatir el exceso de peso para los casos de obesidad.

Vídeos destacados del día

En este sentido, los beneficios que aportan al cuerpo se deben por los bajos niveles de calorías que posee y la rápida acción para la eliminación de líquidos a través de la orina.

Otros beneficios

La eliminación de los radicales libres es otro de los beneficios de las peras. Es importante destacar que éstos son los causantes del daño en las células que provocan el envejecimiento, de allí que la presencia de antioxidantes corresponda el modo más eficaz de exterminarlos. Las grandes cantidades de fibra que se obtiene de la pera, es el mejor componente para mantener nuestro corazón sano y principalmente se debe a que reduce considerablemente los índices del colesterol que puede perjudicarnos. Incluso se ha demostrado, tras varios estudios, que la ingesta de la pera ayuda a mantener el buen funcionamiento del cerebro.

De igual modo, algunos estudios muestran que es capaz de prevenir los tumores cancerígenos, sobre todo los que se producen en el sistema digestivo. También, y debido a la presencia de la fibra, es recomendablee para las mujeres que están a comienzos o en una fase más avanzada de la menopausia. Es importante recordar que durante estos años es muy común el desarrollo del cáncer en la mujer, aunque los beneficios de la pera pueden llegar a evitarlo. #Belleza #Alimentos #Salud