Seguro que más de un día has llegado a tus niveles máximos de estrés en el Trabajo y has llegado a casa muy agotado o agotada. Pero no hay por qué preocuparse, es algo que le pasa a casi todo el mundo.

Muchos expertos en salud recomiendan algunos Consejos para evitar este tipo de estrés. Aquí te mostramos 8, intenta seguirlos y verás que los días de estrés se reducen considerablemente.

1. Realiza cada mañana el mismo ritual

En muchas ocasiones, cuando suena el despertador, lo primero que pensamos es que ojalá pudieramos seguir un poco más en la cama. Este pensamiento ya nos causa estrés desde primera hora, así que para evitarlo puedes preparar el bolso o la ropa la noche anterior y poder levantarte con más tranquilidad.

2. Organiza tu mesa de trabajo

Tienes que conseguir que tu mesa de trabajo sea un lugar agradable. Mantén todo recogido y en orden.

3. Pásate al té y deja de lado el café

Cuando sientas estrés toma infusiones y limita el consumo de café. El té de tilo, azahar o melissa ayudan a relajarte sin que nos entre el sueño.

4. Desconecta en la hora de la comida

Si tu jornada tiene un tiempo para comer, tienes que aprovecharlo. No vale tener que comer delante del ordenador. Aprovecha este tiempo para hablar con tus compañeros en un lugar adecuado alejado del ordenador y del teléfono.

5. Averigua la causa de tu estrés

Este punto es muy importante para poder encontrar una solución adecuada a nuestro estrés.

6. En el trabajo, muévete

No es bueno estar las ocho horas sentados, lo recomendable es hacer pequeñas pausas como por ejemplo ir al baño o llenar tu botella de agua.

Vídeos destacados del día

7. Aprende a delegar

Tú eres el responsable de tu trabajo, pero cuando ya no puedas más tienes que saber delegar en alguien o decírselo a tu jefe con confianza y respeto.

8. Trabajo y vida personal, cada uno por su lado

Una vez que acabe tu jornada laboral, ¡se acabó! Ahora comienza tu tiempo libre y tienes todo el derecho del mundo a disfrutarlo.

Espero que con estos pequeños y sencillos consejos consigas reducir al mínimo tus días de estrés.