En un mundo en el que la religión mayoritaria es el Islam, con unos 1500 millones de seguidores, existen cada vez más productos #halal, en su mayoría productos alimenticios, pero muy pocos, en comparación, dedicados a la salud y belleza femenina.

Las mujeres musulmanas cubren su cabello pero no renuncian a los cosméticos. Sin embargo, no cualquier cosmético es compatible con sus creencias, sino que deben adaptarse a la certificación halal. ¿Cuáles son los requisitos para que sean halal, es decir, que sigan los preceptos de la ley islámica?  Estos productos no pueden contener grasa porcina ni restos de animales que no hayan sido sacrificados por el rito musulmán y tampoco pueden contener alcoholes.

Muchas musulmanas recurren a productos bio o veganos, pero no siempre se adaptan a sus necesidades.

Aunque las mujeres musulmanas conformen el 6,78% del mercado global de la #cosmética (43.000 millones de euros al año), no existen muchas empresas que hayan adaptado sus productos, pero podemos presumir de que la compañía toledana Válquer ha sido pionera en nuestro país y ha obtenido la certificación halal.

Antes, una musulmana practicante tenía que quitarse el pintauñas cinco veces al día en la ablución (lavado ritual del cuerpo para purificarlo) previo al rezo pero gracias a las nuevas lacas de uñas que permiten que el agua atraviese la capa de pintura, ya no es necesario eliminarla antes de la oración.

Grandes compañías como Estée Lauder y Colgate-Palmolive también han creado una gama halal y es que se han dado cuenta de que el Corán y la estética pueden ir perfectamente unidos.

Vídeos destacados del día

Las musulmanas han encontrado una forma de vivir libremente y sentirse femeninas, sin incumplir los preceptos de su libro sagrado. Son muchas las que tienen como referentes a musulmanas miembros de la realeza que no dejan a un lado su lado más coqueto, entre ellas se encuentra Rania de Jordania y la jequesa de Catar (Mozah bint Nasser) o bloggers como Dalal AlBoub o la ‘instagramer’ musulmana Dinatokio. Esta última es una ‘it girl’ que cuenta con más de un millón de seguidores y es, además, imagen de la marca Estée Lauder.

Los cosméticos halal van más allá de las connotaciones religiosas y se encuentran cada vez más ligados al mundo saludable y respetuoso con el medio ambiente, por lo que se están abriendo camino no solo por los consumidores #musulmanes sino también por los que abogan por un estilo de vida más beneficioso para la salud.