En el año 2014, la activista estadounidense Erin Brockovich, hizo público su reclamo contra los laboratorios Bayer y el método anticonceptivos que este ofrecía como alternativa a la ligadura de trompas.

Las más de 15 mi usuarias que habían recurrido al Essure y se sentían afectadas por las consecuencias crearon grupos de apoyo y reclama en las redes sociales. Del millón de implantes Essure que se han colocado en todo el mundo, el 60 % ha sido en Estados Unidos. En España, cerca de 80 mil mujeres utilizan este método anticonceptivo de fácil aplicación.

“La mayor parte de ellos en Córdoba (8.000), donde más afectadas se están interviniendo, teniendo una larga lista de espera en el Hospital Reina Sofía, al cual pertenece el Doctor Arjona -pionero en el implante de este anticonceptivo en España”, explica Emilio Zorita, coordinador de medios de la plataforma de mujeres afectadas.

La intervención para colocar este implante suele demorar unos 15 minutos, se realiza en clínicas y hospitales y siempre a cargo de un profesional capacitado.