El doctor Phillipe Evans afirma en su nuevo libro que la mayoría de casos con un elevado nivel de colesterol en sangre no guardan relación con los infartos y que reducir sus valores solo genera más inconvenientes que beneficios en nuestra #Salud. El doctor Evans dirigió la unidad de cuidados intensivos del hospital francés de Leannec y es una eminencia en el campo de las #Enfermedades respiratorias con fama internacional. Anteriormente ya había desafiado a la farmacopea francesa en su libro ``Guía de los medicamentos útiles, inútiles o peligrosos´´ en la que se exponen verdades científicas sobre 4000 medicamentos en contra de los intereses de las multinacionales farmacéuticas.

La sorprendente tesis del doctor afirma que el colesterol es un enemigo imaginario que afecta a 130 millones de personas en todo el mundo. Se trataría de uno de los mayores errores médicos de todos los tiempos, pero que al generar cuantiosos beneficios acaba convirtiéndose en un fraude prediseñado. Según el doctor Evans el colesterol no solamente es bueno para salud, sino que es totalmente indispensable para nuestras funciones esenciales como la cerebral, sexual, muscular y cardiaca. La bajada de colesterol produce la enfermedad de la diabetes: en Estados Unidos existen en la actualidad 400.000 diabéticos fabricados negligente o premeditadamente por las compañías fabricantes de medicamentos a través de las estatinas.

Las compañías farmacéuticas son las responsables del engaño mediante la manipulación de los medios, revistas científicas, libros médicos y manejando a los expertos sobre el tema.

Vídeos destacados del día

Los portavoces de la industria farmacéutica están muy bien pagados y utilizan a médicos muy bien recompensados que comienzan la marcha de la utilización de nuevos medicamentos como estas estatinas para reducir el colesterol. El médico de familia que le atiende a usted se limita a recetar las estatinas porque es la principal recomendación del cardiólogo y no molesta en investigar nada más. El doctor Evans recalca que si los cardiólogos se molestaran en informarse sobre los estudios que se van haciendo descubrirían que las estatinas recetadas para reducir el colesterol no tienen ningún efecto positivo. En conclusión recomienda a todos los pacientes que dejen de tomar medicamentos con esta molécula inmediatamente ya que es un compuesto de efectos lentos e interrumpir el tratamiento drásticamente no tendría la más mínima importancia. #Medicina