Pese a la alarma desatada por la falta de stock de la vacuna contra la meningitis B, es conveniente saber que la situación de la enfermedad es aliciente. Desde el año 2009 hay una tendencia a que la incidencia descienda.

Bexsero, la vacuna que previene las infección provocada por la meningitis B, es nueva en el mercado y eso provoca cierta desconfianza y falta de seguridad en algunos profesionales de la salud.

Según un estudio publicado en la revista Healthfinder, podría no ser del todo eficaz. Los datos están extraídos de un estudio realizado a raíz de un brote de esta enfermedad que se produjo en el 2013 en la Universidad de Princeton, 9 estudiantes contrajeron meningitis B y uno de ellos falleció.

Para evitar el contagio masivo se vacunó a cerca de 500 alumnos de la misma universidad.

Después de 8 semanas se analizaron pruebas que demostraron que más de un 30 % de los jóvenes que habían sido vacunos no estaban correctamente inmunizados. Sin embrago, ninguno de ellos contrajo la enfermedad. Fue la primera vez que se aplicó esta vacuna en Estados Unidos, país en donde no se vacuna sistemáticamente contra la meningitis B, al igual que en España. #Enfermedades