En ocasiones el dolor de cabeza, muelas o cualquier otra parte nos coge por sorpresa, vamos a nuestro pequeño almacén de medicamentos y vemos que la fecha ha caducado. ¿Que hacer?

Reciente mente la revista de la asociación médica estadounidense, el JAMA (Journal of the American Medical Association) publicó un artículo "Drug past their expiration date" que viene a significar medicamentos con sus fechas expiradas.

En dicho llega a diferentes conclusiones tales como que no existen datos sobre toxicidad de medicamentos [VIDEO] caducados, en todas sus formas de administración, tópica, inyectada o por ingestión. Excepto en un medicamento (con tetraciclina) que ya no se dispensa.

Por ello el riesgo es mínimo, donde si hace hincapié es en la conservación y sobre todo mantener el medicamento en su envase original. Por otro lado, la costumbre de acumular medicamentos debe ser desechada y sólo comprar lo que se nos haya prescrito o creamos que vayamos a utilizar, ya que un problema importante es la cantidad de medicamentos que se encuentran en el agua potable por no llevar esos medicamentos caducados o que no son ya necesarios a sus puntos de recogida. 

La revisión anual del botiquín propicia no tener que tomar una decisión de este tipo, donde nosotros mismos sabremos qué medicamentos hemos tomado y cantidad durante el año, a su vez, la cantidad de consumo anual es un dato que debemos aportar a nuestro medico de cabecera para que así saber si estamos haciendo un uso o abuso de parecetamol, ibuprofeno, aspirina u otro medicamento.

Vídeos destacados del día

Ya que muchas personas hace un uso "alegre" de ciertos medicamentos que tienen su contrapartida a nivel hepático por ejemplo. 

Lo que queda claro es que la decisión de tomar o no tomar un medicamento caducado tiene que pasar por el sentido común de la persona adulta y siempre en caso de duda consultar con su médico de cabecera. Por otro lado que esté o no caducado no garantiza al 100% su estado de conservación, por ello hay que observar el estado en que se encuentra antes de introducir en nuestro cuerpo el medicamento en cuestión.