Pese a que la utilización del condón es uno de los medios más seguros con el fin de prevenir cualquier contagio con enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados, puede haber errores que hacen que la utilización del preservativo no sea segura. El preservativo puede fallar por razones diferentes, las tres razones son que no se lo utilice en todas las relaciones intimas, que no se lo pongan desde que empieza hasta que termina la relación sexual ni se cuiden los pasos que evitaran las fallas, del mismo modo que la ruptura del mismo durante el coito como el tan solo hecho de retirar el miembro antes de tiempo.

El uso correcto del preservativo implica colocarlo siempre, desde que se comienza el encuentro sexual hasta que finaliza y en toda actividad sexual, ya sea, vaginal, oral u anal.

Se explica que para mantener la seguridad en cada momento, es imprescindible usarlo de la manera correcta, lo que implica que se eviten los siguientes errores.

Errores a evitar:

1.- En primer lugar no revisar la fecha de caducidad, es importante chequearlo antes de comprarlo, solo se debe usar dos años antes de que el mismo caduque, o tres años luego de la fecha en que se elaboró.

2.- En segundo lugar, un error común es utilizar vaselina o crema como lubricante, ya que dañan el látex del condón, mientras que los que se realizan a base de agua reducen la probabilidad de ruptura.

3.- El tercer error es tensarlo, al colocarlo debes asegurarte de no estirarlo de más, al grado que quede ajustado, deja un pequeño reservorio arriba, un espacio pequeño en la punta, lo puedes realizar al presionar el pico con el fin de sacar el aire mientras colocas el miembro erecto.

Vídeos destacados del día

4- El cuarto error es retirarlo incorrectamente, es importante retirar el miembro de la vagina antes de que se pierda la erección, agarra el preservativo mientras retiras tu miembro de la cavidad para que el condón no quede adentro y haya un riesgo de que el esperma se esparza.

5.- El quinto error es que no se fijan si se rompió, el solo simple hecho de observar basta para comprobar que no se rompió, puedes realizar un nudo con el fin de retener el aire, como al inflar un globo, y comprobar que no se escapa líquido, luego de verificarlo lo tiras a la basura. Una medida muy conocida que no podemos dejar de mencionar, es el de tener cuidado al abrirlo, evitado utilizar los dientes, cúter, tijeras u objetos que puedan agujerearlo.

Además recuerda no llevarlo en lugares donde se pueda perforar como el bolso, mochila, guantera del auto o bolsillo del pantalón, pero recuerda siempre que es necesario siempre tenerlo a mano, no esperar hasta último momento, al usar evitaras problemas futuros, como embarazos no deseados como contagios de infecciones o enfermedades de transmisión sexual. Y no te preocupes por la marca, porque los médicos afirman que todas son buenas, lo imprescindible es que no pases por alto los aspectos que le restan su efectividad.