La vacuna del meningococo B, se puso comercialmente a la vente en octubre del año pasado y enseguida se agotó. Las farmacias tienen lista de espera de entre 2 y 4 meses.

Esta vacuna no está incluida en el calendario, pero la mayoría de los pediatras recomiendan ponerla en lactantes. Aunque la Sociedad Española de Pediatría y el Comité Asesor de Vacunas, la recomiendan además en niños y adolescentes. Hay más de 1.500.000 pedidos realizados y solo llegan cerca de unas 10 mil al mes.

Todo comenzó en septiembre del 2015 cuando esta vacuna del meningococo B, Bexsero, cambió su catalogación. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dejó de considerarla un medicamento de uso hospitalario para clasificarla como uno sujeto a prescripción médica.

Un mes después comenzaron a llegar las primeras dosis de venta libre a las farmacias españolas, pese a su coste, las vacunas se agotaron y los padres comenzaron a preocuparse. Desde Octubre del 2015 hasta abril de este año, se consideraba que Bexsero estaba en estado de “rotura de stock”, es decir, no podía saberse con exactitud cuando llegarían las dosis solicitadas. En la actualidad la gran mayoría de farmacias conoce que demora aproximada tendrá la dosis solicitada. Aquí comienza otros de los problemas que plantea la administración de esta vacuna. Muchos pediatras y farmacéuticos, aconsejan no comprar solo una dosis, sino esperar a que el comercio disponga de todas las que el pequeño necesita según su edad.

Las dosis varían según la edad en la que comienza a aplicarse. En la fase inicial, desde los 3 meses del menor, deberán aplicarse 4 dosis, que finalizan a los 13 meses.

Vídeos destacados del día

Esta vacuna no puede coincidir con otras en su aplicación, por ello se recomienda a los 3 meses o que hayan transcurrido al menos 30 días, de la última vacunación.

Los niños entre 6 y 23 meses requieren 3 dosis y los de más de 2 años, solo 2 dosis. Cada dosis cuesta 105 €, pero es frecuente encontrarla por 110 € y hasta 120 €, dependiendo de la farmacia. La meningitis B es considerada una enfermedad grave, que puede provocar la muerte, pero en España no es frecuente.

Según las estadísticas, no se llega a un caso por cada 100 mil personas. Aunque la incidencia es baja, en el año 2011 se dieron 304 casos, España ocupa el tercer lugar de los países Europeos, está por debajo de Reino Unido y Francia.

La meningitis B tiene un riesgo de mortalidad del 10 % y entre un 20 % y 30 % de secuelas graves como sordera, insuficiencia renal o hidrocefalia. Suele ser común ente niños sanos menores de 3 años y en adolescentes, aunque no pueden identificarse los motivos.

Por qué no está incluida en el calendario de vacunación

Visto la gravedad de la enfermedad y sus consecuencias, muchas familias se han preguntado los últimos meses los motivos por los que no se encuentra dentro de las vacunas que provee la sanidad publica en su calendario.

Desde el Ministerio de Sanidad han informado que, al no presentarse un cuadro o brote, no se justifica incluirla en el calendario. Además, desde el Ministerio han hecho hincapié en lo reciente de la vacuna y la falta de información, como posibles consecuencias y duración de la vacuna.

No obstante, sí recomiendan desde este mismo lugar, la vacunación para la meningitis B de personas con alto riesgo de contraer la enfermedad. Por ejemplo está indicado en personas que tengan las defensas afectadas o que ya hayan padecido alguna otra enfermedad meningococa. También se lo sugiere en caso de un brote de meningitis, pero en este caso hay que esperar la opinión del médico. #Enfermedades #Enfermedades raras