El martes pasado, un grupo de profesionales de la Salud del nuevo centro del Hospital de Granada (el llamado Hospital del PTS o Parque Teconológico de la Salud), fue convocado por la policía debido a que se sospecha que es el personal médico el responsable de una serie de daños provocados en el edificio. La inundación de la séptima planta en la misma noche en que empezó a funcionar el hospital provocó la sospecha de un posible boicot por parte del personal sanitario que ya ha manifestado sobradamente su protesta contra el traslado de los hospitales de Granada y su fusión en las nuevas instalaciones. 

Granada por la Salud

El motivo del descontento que existe en la plantilla sanitaria de los centros hospitalarios de Granada está relacionado con el traslado y fusión de los centros de salud en el Hospital del PTS porque se piensa que esto es consecuencia de un recorte del gasto y de una consecuente y posible reducción de personal. 

Y es que originalmente se planteó trasladar el Clínico de Granada al Hospital nuevo pero en 2012 se comunicó un cambio en los planes buscando como objetivo la concentración de todos los centros públicos hospitalarios de Granada en un único complejo.

Desde entonces, un movimiento en contra de esta decisión llamado "Granada por la Salud" ha manifestado continuas protestas por esta decisión. Dicho movimiento está conformado por los distintos sindicatos (UGT , el Sindicato Médico, Comisiones Obreras, Satse que es el Sindicato de Enfermería, CSIF) y la fuerza política Podemos. 

En fechas cercanas al traslado, este movimiento incrementó las protestas para tratar de frenarlo. El pasado 23 de Junio, el movimiento convocó a los enfermeros y médicos a favor del movimiento para incentivar una propuesta en las puertas del Clínico con el fin de manifestar su propuesta.

Próximas fases

El Clínico de Granada todavía conserva algunos servicios como Ginecología y Pediatría. El proceso de reunificación de los servicios finalizará con la reubicación de estos servicios, la instalación de un centro oncológico en el actual Hospital de Maternidad y la reconversión del actual Hospital de Traumatología en un centro materno-infantil. 

Esta disparidad de opiniones de la plantilla con respecto a los responsables del traslado hospitalario es considerada por la Consejería de Salud de ilógica debido a que el cambio es a mejor, según la Consejería.