Estado cronotrópico

Sistema nervioso autónomo

La frecuencia cardiaca se controla a través de los receptores adrenérgicos y colinérgicos del miocardio, que son estimulados por el sistema nervioso autónomo. Las terminales nerviosas del sistema nervioso simpático liberan noradrenalina durante la estimulación simpática, que es captada por los receptores β-adrenérgicos y produce un aumento de la frecuencia cardiaca. A nivel del nódulo sinusal, la adrenalina disminuye la duración del potencial de acción y aumenta la corriente de marcapaso, con lo cual aumenta la frecuencia de descarga y el corazón se acelera. En los receptores situados en el miocardio produce un aumento de la entrada de calcio a la fibra cardíaca, incrementando la fuerza de contracción miocárdica.

El sistema nervioso parasimpático, a través de los nervios vagos, libera acetilcolina en las terminaciones adrenérgicas, produciendo el efecto contrario.

Receptores sensoriales.

1.-Barorreceptores: Son receptores de presión; se encuentran en el arco aórtico y el seno carotideo y su misión consiste en detectar las variaciones de presión arterial e informar a los centros de presión. 

2.-Mecanorreceptores: También llamados receptores de baja presión o receptores de volumen; se encuentran entre la vena cava y la aurícula derecha y responden a aumentos de presión venosa. Cuando la presión venosa aumenta, se estimula el mecanorreceptor que manda impulsos al centro cardiovascular, el cual, vía simpática, produce un aumento de la frecuencia cardiaca (Reflejo de Bainbridge).

3.- Quimiorreceptores: Situados en los cuerpos carotideos y aórticos, detectan el aumento de CO2, la disminución de O2 y el aumento de la concentración de hidrogeniones (descenso del pH).  Esta información es enviada a los centros de control cardíaco, que actúan produciendo una mayor descarga simpática y una inhibición de los impulsos parasimpáticos.

Vídeos destacados del día

Otros factores

Hormonas: parte de las hormonas implicadas en la acción del SNA (catecolaminas), otras hormonas como la adrenocorticotropa (ACTH) y el cortisol, provocan incrementos de la frecuencia cardíaca cuando aumenta su concentración. El mismo efecto tienen las hormonas tiroideas.

 Estado dromotrópico

Dromotropismo es la velocidad de la transmisión eléctrica (excitación) en el corazón.

Cuando el sistema cardíaco funciona normalmente, las aurículas se contraen aproximadamente 1/6 de segundo antes de la contracción ventricular, lo que permite el llenado de éstos.

El principal punto de donde se desprenden las descargas eléctricas es el nódulo sinusal. El nodo tiene una negatividad en reposo de -55 a -60mV, en este momento las compuertas de los canales de sodio se encuentra “inactivadas”, por lo tanto sólo pueden abrirse canales lentos de sodio-calcio y producir el potencial de acción. Por tanto, los potenciales de acción que se original en el nodo SA viajen por las fibras musculares hasta que finalmente la excitación es capaz de llegar hasta el nodo AV.

La velocidad en la mayor parte del musculo auricular es de 0.3 m/s, sin embargo puede alcanzar hasta 1m/s en pequeñas bandas de las fibras auriculares.

La excitación atraviesa hasta llegar al nodo AV por medio de tres bandas que pasan por las paredes auriculares, la anterior, lateral y posterior. La causa de la mayor rapidez de la conducción de estas bandas se debe a las fibras de conducción especializada similar a las de Purkinje.

El retraso de la conducción es de aproximadamente 0.13 s en el propio nodo AV y su sistema de conducción adyacente. Las fibras de Purkinje son conocidas como “fibras de transmisión rápida” y son capaces de transmitir potenciales de acción a una velocidad de 1.5 a 4 m/s.

Factores que en la velocidad de propagación de la velocidad: #Medicina

  • Pendiente de la fase 0.
  • Tiempo de repolarización.
  • Amplitud del potencial capaz de despolarizar a células adyacentes.
  • Diámetro de las fibras.
  • Actividad del sistema nervioso.