En estos tiempos, la gente está apostando por opciones cosméticas naturales debido a que el uso de productos no naturales ha traído consecuencias en los usuarios. Especialmente polémico es el uso de parabenes y otras sustancias cuya presencia es bastante discutida.

Manteca de Karité, aceite de argán, aceite de coco, aceite de rosa mosqueta, de lino, de sésamo, de almendras... todos estos aceites y grasas vegetales tienen propiedades cosméticas y los artesanos de la cosmética natural utilizan estas grasas para elaborar sus jabones y cremas faciales y corporales. El inconveniente es que estas materias primas son más difíciles de conseguir en el mercado Español y, por consiguiente, tienen un coste más elevado. 

El aceite de oliva, como en este país se compra en los supermercados, no es apreciado por todas sus virtudes, en especial las cosméticas pero está a la altura de las propiedades cosméticas de los productos que hemos mencionado antes.

Es rico en vitamina E, que es un poderoso antioxidante y sus ácidos grasos son excepcionales nutrientes para la piel. En realidad, basta un poco de aceite de oliva para obtener toda una gama de productos cosméticos naturales, sencillos de hacer, fáciles de conseguir y sin gastos excesivos. Aquí puedes ver cinco usos sencillos que no necesitan otra cosa que abrir la botella del aceite y echar un poco en la zona a tratar: 

Crema para manos: 

Echa unas gotas de aceite en tus manos y frota una con otra hasta extender el aceite. Puedes retirar el sobrante con una toalla.

Crema nutritiva:

Sí, sólo necesitas un poco de aceite para nutrir cualquier parte de cuerpo: rostro, hombros, escote... No apto para  rostros grasos

Mascarilla para el pelo: 

Media hora con aceite de oliva, y puntas reparadas, pelo nutrido y con brillo.

Vídeos destacados del día

Crema para las durezas de los pies:

Echa un poco de aceite de oliva en los pies y masajea para que penetre bien, sobre todo en los talones. 

Enjuague bucal:

Prueba a hacer un enjuague con aceite durante al menos un minuto. Su acidez mata las bacterias y además te sorprenderá el resultado. No te tragues el aceite después.