1)  A más crema más protección

 

Si fuese así, alguien podría bañarse en una piscina de protección solar y disfrutar tranquilo de a sus vacaciones, pero la realidad es que hay que ajustarse a los miligramos por centímetro cuadrado de cada producto. Los estudios señalan que la aplicación adecuada es de 2 miligramos por metro cuadrado, lo que equivale a un envase de 30 ml.

2) Los días nublados no hace falta protección

Totalmente falso. De hecho, los días nublados en verano son peligrosos porque muchos rayos ultravioleta del Sol se pueden colarse entre las nubes sin que seamos conscientes. Eso sí, debemos usar un factor de protección más bajo.

3) Si me baño tengo que volver a echarme crema

No necesariamente.

La mayoría de cremas no pierden su eficacia, cosa que no podemos decir del posterior secado de toalla. Al secarnos se elimina hasta un 80 por ciento de la crema, al igual que si permanecemos bajo el agua mucho tiempo. Aunque hay productos con un plus de resistencia al agua, lo mejor es volver a embadurnarnos de crema al volver al terminar el baño.

4) No hace falta ponerse la crema antes

Sin embargo se recomienda una aplicación anterior de media hora. Por si las moscas.

5) Visto bueno a la crema de otros años

La fecha de caducidad es la que es, y obviamente conviene siempre fijarse. No obstante, si ya hemos abierto el el tarro/bote, debemos buscar en el envase una figura de un tarro abierto junto a un número, que suele ser el de los meses  que pasan hasta que caduca (normalmente son nueve)  una vez se estrena el producto.

Vídeos destacados del día

Que nadie se olvide de guardar la crema en un lugar seco, ¡que luego pasa lo que pasa!

6) Sólo con la crema se evitan cánceres cutáneos

Ójala, pero la realidad es que nunca hay una protección del 100 por ciento. Los expertos aseguran que el mayor peligro es exponerse a pleno sol entre las 12 de la mañana y las 17 de la tarde. Otros complementos como gorras/sombreros, ropa adecuada y gafas de sol pueden ser nuestros mejores aliados.

7) Dos o tres veces y listo

Influye el número de baños y el tiempo que estemos en el agua, tal y como hemos comentado anteriormente. Lo recomendable es una aplicación cada dos horas.

8) Si no me aplico crema me pongo más moreno

Si no te aplicas crema te quemas… Para eso se inventó. #Cáncer #Enfermedades #Calidad de vida