Vaca, cordero y cerdo son los animales prohibidos si queremos tener una vida sana y larga. No es una ciencia exacta, pues también depende de la cantidad que consumamos, pero siempre hay partes del animal que son menos perjudiciales para la salud que otras. La mejor es decantarse por los cortes magros como el solomillo el lomo o la pata. Para el resto de carnes animales no hay ninguna limitante, de hecho, en el caso de los pescados, cualquier tipo (blanco o azul) es enormemente beneficioso.

Las recomendaciones siempre son muy variadas y suelen oscilar entre el medio kilo semanal, lo que ya es una considerable cantidad de carne roja.

El motivo principal es la asociación con distintos tipos de #Enfermedades del corazón y  cánceres, siendo el de estómago el más frecuente. En lo que respecta a los problemas renales, en 2012 se registraron hasta 23.926 muertes por este motivo en Estados Unidos .

A nivel mundial, las enfermedades renales han crecido bastante en los últimos años. Actualmente, unas 500 millones de personas sufren alguna enfermedad de este tipo, de los que una gran mayoría acaba precisando de trasplantes o intervenciones en fases terminales de la enfermedad. Médicos de todo el mundo aseguran escoger otra fuente calórica distinta a la carne  roja a la semana puede disminuir las probabilidades de sufrir enfermedades renales en un 62%.

Lo bueno

Lo más destacado del aporte nutritivo de la carne son las proteínas, muy importante para que el cuerpo tenga energía suficiente.

Vídeos destacados del día

Claro que, si hay proteínas también hay grasas, que pueden ser más o menos saturadas dependiendo de cada caso concreto. Lo mismo ocurre con el colesterol, que puede alcanzar unos niveles óptimos o perjudiciales dependiendo del tipo de carne. Además, la carne también ofrece vitaminas y minerales, como el hierro, cuya cantidad en pescados es altamente superior al de las carnes rojas.

Algunas carnes son ricas en potasio, magnesio, fósforo, ácido fólico o vitaminas del complejo B (B12). Por todos estos aportes, uno no puede asegurar que la carne sea perjudicial para la salud, ya que ayuda incluso a combatir enfermedades como la anemia. Sacia más que otro tipo de #Alimentos y ayudan a retardar el trabajo digestivo. Al final es más una cuestión de qué tipo de carne y qué cantidad consumimos que del mero hecho de consumir carne. Como omnívoros que somos, nuestra dieta ideal está compuesta por todo tipo de comidas, por lo que rechazar un determinado producto es totalmente innecesario. #Cáncer