Una de las cosas que siempre buscamos, es desprender buen olor. Claro que, no sólo hay que hacerlo aplicándonos fragancias desodorantes o perfumes. Sino que, mantener una correcta higiene es un dato de lo más imprescindible para nuestros días.

Debemos cuidarnos, saber que, la falta de higiene es claro símbolo de falta de cuidado y puede formular la apertura de un sinfín de enfermedades para nuestro organismo.

Existen muchos productos para aplicarnos no sólo a la hora de asearnos sino para después, tener durante todo el día un rico olor. 

Desde desodorantes hasta las colonias más rebuscadas del mercado.

Si bien es cierto que el mercado posee un gran abanico de posibilidades entre los que elegir para nuestra adquisición,  hay muchas personas que aún así optan por recetas más caseras.

Es por ello que hoy os traigo algunas de ellas para que podáis probarlas y escoger cual es la mejor opción que encaja con vuestras expectativas.

Desodorante de Limón:

La frescura cítrica no sólo se utiliza en nuestra alimentación, sino que, también nos ayuda aportándonos aroma. Además de ello, es un excelente anti bacteriano.

  • Para ello utilizaremos un único limón que este fresco. Cortaremos un par de rodajas y, justo momentos previos al último enjuagado en la ducha, nos frotaremos bien las axilas con las rodajas. Una rodaja por axila. 
  • A continuación, dejarás que actúe durante no más de 5 minutos. Enjuagarás y secarás bien y con suavidad la zona.

Desodorante de Vinagre de Sidra de Manzana:

Es rico en ácido acético y posee grandes componentes anti bacterianos. Es un producto idóneo para la eliminación de de todos los malos olores. 

  • Para el mismo utilizaremos aproximadamente 20 ml de vinagre de manzana y unos 10 ml de agua. 
  • Procederemos a diluir el vinagre de manzana en el agua, con exactamente las cantidades previamente preparadas. Proseguiremos aplicando la mezcla en las axilas, bien impregnadas. Para ello podremos ayudarnos de un algodón, así será más práctica su aplicación.
  • A continuación, lo dejaremos secar, y, repetiremos este proceso dos veces al día. 

Estos dos desodorantes, no sólo son prácticos sino que son productos que casi todos tenemos en nuestros hogares.

Vídeos destacados del día

Son eficaces y nada tediosos de realizar. Sobre todo, ahora en el verano. ¡Pruébalos!  #Calidad de vida