2

Cada uno tiene una constitución física, eso es así, pero también es cierto que si nos cuidamos un poquito podemos mantener un buen peso y sin necesidad de pasar hambre. Tener buenos hábitos alimenticios, evitar las grasas saturadas y hacer algo de ejercicio físico es más que suficiente para mantenernos en forma y no engordar. Os paso algunos trucos que seguro que os van a ayudar sin necesidad de grandes esfuerzos que tanto cuestan.

Almuerza legumbres "viudas"

Un alimento estupendo pero que engorda mucho cuando le añadimos el chorizo, etc., etc. Un plato de lentejas, garbanzos o habichuelas preparados solo con unas verduras, unas patatas y un chorrito de aceite de oliva, no engorda nada.

Si quieres darle sabor a chorizo, utiliza el pimentón de la Vera.

Usa un dosificador spray para aliñar tus ensaladas con aceite de oliva

Todos sabemos lo saludable que es el aceite de oliva pero tiene muchísimas calorías. Usa un dosificador con spray para tus ensaladas. Una ensalada con mucho aceite de oliva se convierte en un plato que engorda.

Permítete un caprichito de vez en cuando

Toma pescado frito, quitando el exceso de aceite con una servilleta, disfruta de un dulceo unas croquetas caseras. Si nunca te permites un capricho, te sentirás frustrado y un día caerás de mal modo en la tentación de comer de más.

Come de todo teniendo en cuenta las cantidades

Pienso que se puede comer de todo o casi todo teniendo en cuenta las cantidades. Un secreto... levantarse de la mesa con el estómago a medio llenar.

Vídeos destacados del día

Para comidas copiosas el chitosán y la piña

El chitosán no  es más que un compuesto de caparazones de diferentes crustáceos. Su fibra no puede ser absorbida por el organismo y al llegar al intestino forma una película que interactúa con las grasas impidiendo su absorción. Si vas de comilona de boda por ejemplo, toma el chitosán un rato antes. Por otro lado, la piña es un excelente quema grasas, toma algo de piña natural si te has pasado con la comida.

Olvídate de las patatas fritas de sobre y las bebidas con gas

Las calorías que tienen son simplemente... demasiadas además de no aportar nada. Si un día quieres sucumbir a la tentación, toma unas pocas patatas y media lata de refresco ¡pero nada más!.

Haz un poco de ejercicio físico

Andar cada día, bajarse del autobús una parada antes, subir unos cuantos tramos de escalera... son algunos trucos para mantenerse en forma, ¡sin matarse!.