El perfil de quien se engancha a las nuevas tecnologías suele ser de alguien con unos niveles más que elevados de ansiedad, pero también de personas depresivas o incluso con trastornos mentales o de personalidad según afirmaron los expertos en las II Jornadas de Adicciones Comportamentales y Patología Dual. En estos casos suele ocurrir lo que se conoce como una patología dual, es decir, la coexistencia de un trastorno adictivo y uno mental.

El doctor, presidente de la Fundación Patología Dual y Jefe de Servicio Salud Mental de Retiro del Hospital Gregorio Marañón Néstor Szerman, explica que “de entre todas las adicciones comportamentales (de comportamiento y no consumo de sustancias), la adicción al juego es la que cursa con más frecuencia con otros trastornos mentales, en concreto, en un 96% de los casos”. En los adultos la patología alcanza niveles de 1-2% y en adolescentes de hasta 3-8%.

Insomnio en niños y adolescentes

Las fuentes expertas apuntan que, según estudios sobre el uso del teléfono móvil en Corea, un 18% de la población ha sido diagnosticada adicta, y de esta, un 24% tuvieron que ser ingresados y tratados. Los datos en España no son tan preocupantes, aunque un 9% empieza a ser una cifra a tener en cuenta. En realidad, lo que más preocupa es la edad temprana a la que empieza a usar el móvil.

Con un 63,5% de niños de 10 a 15 años con móvil, los aparatos electrónicos van de la mano de niños y adolescentes, quienes acaban padeciendo problemas de insomnio debido al “brillo de las pantallas entre otros motivos” según el doctor Ferre.

Poker y apuestas deportivas

El juego online es una de las modalidades más adictivas, más incluso que el juego presencial por varios motivos: En primer lugar por la estimulación visual, pero también por la accesibilidad, y la privacidad.

El joven puede jugar donde, cuando y cuanto quiera sin que nadie lo note siquiera, mientras que en casas de apuestas, casinos o bares no.

Szerman asegura que los jugadores patológicos a la edad adulta suelen preferir la lotería o las tragaperras, y que los jóvenes se decantan por apuestas deportivas o poquer online. De hecho, el futuro del juego por internet va dirigido sobre todo a este segundo grupo.

“Las enfermedades que se asocian más frecuentemente a estas adicciones son la fobia social, el TDAH, el trastorno obsesivo compulsivo, la personalidad límite y la psicosis” añade el doctor.

Habla además sobre las adicciones comportamentales como las adicciones de las nuevas generaciones, y sostiene que son muy propias de personas con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Otro colectivo a tener en cuenta es el de quienes padecen trastornos del espectro obsesivo compulsivo y, por tanto, es bastante probable que caigan en este tipo de adicciones comportamentales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más