Antes de comenzar el día, o bien al final de una jornada eterna, el momento del baño se convierte en la situación ideal para relajarnos, poner la mente en blanco y dedicarnos  a cuidar de nuestra dermis y cabello. Sin embargo, y a pesar de nuestras buenas intenciones, muchas de las veces es justamente en nuestro paso por la ducha cuando cometemos algunos de los errores beauty más imperdonables. Desde inclinarnos por productos incorrectos, hasta echar mano a herramientas en mal estado, cada uno de estos pequeños pasos en falso es capaz de poner en jaque toda nuestra apariencia. Para dejar en el olvido estos fails, no te pierdas el listado a continuación:

Productos

 Una de las equivocaciones principales que cometemos en la ducha está ligada al tipo de productos que utilizamos a diario.

Dependiendo de si tenemos el pelo seco, graso o mixto, siempre habrá champús y acondicionadores que se adaptarán mejor a nuestras necesidades específicas. Por otra parte, y para que al final del baño nuestra melena luzca impecable, es importante no abusar con las cantidades que aplicamos sobre nuestra cabellera a la hora del lavado.

Temperatura

Otro de los errores más frecuentes que solemos realizar a la hora de bañarnos, es no prestar atención a la temperatura de nuestra ducha. Para evitar que nuestra piel pierda sus aceites naturales y termine por resecarse, será siempre mejor remplazar el agua caliente por una templada. 

Depilación                

Se trata de una rutina muy común que la mayoría realiza bajo el agua. Pero sin embargo echar mano a las chuchillas  cuando tenemos los minutos contados no siempre es una buena idea.

Vídeos destacados del día

Para no cometer otro de los errores de belleza más frecuentes, asegúrate de nunca depilarte en la ducha a contrarreloj,  y hacerlo siempre con ayuda de un gel o espuma depilatoria. De esta manera no solo estarás previniendo cortes indeseados, sino también asegurándote de eliminar todos los vellos de una manera más efectiva.

Esponjas 

De la mano de este clásico e infaltable accesorio de higiene es que podemos estar cometiendo el último de los errores más habituales bajo la ducha. Si te preocupas por el estado de tu piel en todo momento, es importante que sepas que las esponjas pueden acumular una gran cantidad de gérmenes y bacterias si no son desinfectadas de la manera indicada. Para que nuestra piel no se agriete, será importante lavarlas correctamente después de cada uso, y reemplazarlas de manera regular.  #Moda