Algo que nos caracteriza a las mujeres es que sabemos adaptarnos, muchas veces recurrimos a la cartera cuando un reto se nos presenta, ahora te contaré los doce usos que tiene el bálsamo labial que te serán muy útiles y que seguramente no conocías: Adiós Frizz, cuando notes que comienza a frisarse tu cabello pasa tu bálsamo por tus manos o por tus dedos y suavemente acaricia la zona en donde está inflado tu cabello, con un poco cantidad funcionara como si fuera gel, impidiendo que tu cabello se descontrole, pero ten cuidado, no debes pasarte en la cantidad sino parecerá engrasado.

Si te has lastimado, es muy eficaz, así que si te encuentras al aire libre y no tienes desinfectante podrás cubrir tu herida, picadura o rasguño, pon una capa fina, al llegar a tu hogar lávate con agua y jabón y desinféctate la lastimadura con agua oxigenada.

¿Tienes cejas rebeldes? El bálsamo de cacao será la solución, tienes que pintarlas como lo haces con tus labios, y las mismas se alisaran inmediatamente.

Sella las puntas florecidas, con tu protector labial podrás sellarlas emprolijando tus peinados. Renueva tus sombras, ahora podrás reutilizar las sombras que no estabas usando, tienes que aplastar el polvo y mezclarlo con el bálsamo de labios, de esta manera tus sombras duraran más y los colores se verán mejor, puedes realizar lo mismo con la base en polvo.

Arregla los cierres, si el cierre de alguna prenda o accesorio se te traba y por supuesto no quiere subir puedes arreglarlo con este truco, debes pasarlo por el cierre y se deslizara sin ningún problema, otro truco, si no tienes manteca de cacao puedes realizarlo con jabón. Anti frío, con el invierno tu piel se daña y se paspa, pero puedes aplicar bálsamo en tus mejillas antes de salir y te protegerá, cuando finalice el día lavas tu cara con agua y te colocas una crema hidratante en la piel dañada.

Vídeos destacados del día

¡No más ampollas! Cuando te resultan incómodos o apretados tus zapatos pasa el bálsamo por tu talón o por donde estés sintiendo molestias, se reducirá la fricción evitando las ampollas. Lustra tus zapatos, éste seguro no lo sabías, puedes lustrarlos, luego de limpiar el cuero debes pasar un poco con un trapo que se encuentre seco.

Renueva tu calzado, si no quieres mojar tus zapatillas con la lluvia puedes aplicarlo en toda la superficie y se impermeabilizará por unas horas. ¡Que no te afecte el resfrío! Ya no se paspará tu nariz si colocas un poco en la zona, así no se irritará ni sentirás ese dolor por la piel reseca. Cutículas protegidas, si aplicas un poco en tus cutículas dañadas y secas éstas se hidratarán, ayuda a que proteger y reparar tus cutículas y uñas.