Este verano si queremos que nuestra piel se mantenga protegida de los rayos del sol, puesto que es el causante de que nuestra piel se ponga estropeada y a su vez aparecen pequeñas manchas que nos marca, debemos hidratarla correctamente.

Para evitar que nos pase esto, se recomienda usar un factor más elevado y un producto especial para la piel de la cara, puesto que es más sensible y delicada que la del resto del cuerpo. Dependiendo del tipo de piel que tenga cada persona, en cuanto a la piel de la cara, serían apropiado utilizar cremas protectoras con una base de agua. Puesto que estas clases de cremas nos hidrata, protege contra la radiación y además mantiene la piel de nuestra cara mas elástica, firme y sobre todo protegida durante todo el día.

Para poder saber que tipo de factor solar le viene bien a nuestra piel, solo necesitamos saber que clase de piel tenemos y así sabremos elegir la crema protectora adecuada.

1º Si tenemos un tipo de piel clara, entonces necesitaremos utilizar productos de protección muy alta con factores solares de 50 o más altos.

2º Si nuestra piel es intermedia, es decir, las que tienen buena pigmentación y no suelen sufrir muchas quemaduras, entonces la protección adecuada a utilizar sería un factor entre 15 y 30.

3º En cambio si nuestra piel es oscura, aunque podemos usar cremas con factores más bajos no podemos presidir de la protección, ya que los rayos Uva son muy dañinos para nuestra piel.

Cuando nos exponemos al sol sin ningún tipo de protección, corremos el riesgo de que nuestra piel se queme debido a los rayos solares. Las pieles claras se mantienen a salvo de los rayos solares entre 3 y 5 minutos sin quemarse, siempre y cuando no utilicemos la protección adecuada para este tipo de piel. Las pieles intermedias, es decir las menos sensibles, tardarán en quemarse alrededor de unos 10 minutos aproximadamente mediante su exposición al sol. Las pieles oscuras, aunque pueden usar cremas con factores más bajos no pueden prescindir de la protección, ya que los rayos solares son los causantes de los daños ocasionados a la piel.

Vídeos destacados del día

Antes de la exposición al sol, debemos ir renovando cada 2 horas el producto y no olvidarse de proteger ninguna zona del cuerpo. No debemos utilizar estos productos solo en épocas del sol sino que es recomendable utilizarlo todo el año. Así evitaremos que nuestra piel se queme llegando a producir manchas e incluso puede aparecer el cáncer de piel que muy habitual en la exposición al sol.

Si eres deportista compra para esta ocasión un protector resistente al sudor y al agua.

En cambio a los niños, se les recomienda usar protectores infantiles especiales para ellos.

Tawny Willoughby, una chica muy guapa donde su profesión es enfermera, pero le ha ocurrido una desgracia, la cual quiere que conozcamos para que no nos pase lo mismo, ha mostrado en una foto los daños causados por una cama solar, por eso esta historia debe ser contada y difundida.

Tawny es de Estados Unidos, Alabama, tiene tan solo veintiún años, obsesionada por el culto al cuerpo desde pequeña, hoy en día se arrepiente todos los días, de lo obsesionada que estaba con estar guapa y tener bronceados perfectos, para mantener el moreno iba 4 y 5 veces a la semana a usar las camas solares y se pasaba horas dentro de ellas.

#Alimentos