Una de las sensaciones que más nos gusta a las mujeres sin duda es tener la piel suave y reluciente. Lo mejor es, cuando podemos hacer una exfoliación en casa con ingredientes que prácticamente siempre se tienen. Y más aún cuando, no lleva mucho tiempo ni complicación. 

Siempre es beneficioso saber que podemos estar bellas por dentro y por fuera, sin dejar de lado los quehaceres del hogar u otras responsabilidades. A veces, el cuidar ciertos detalles estéticos o de nuestra salud, nos hacen perder tiempo y, por ello, nos descuidamos más y pasamos por alto las circunstancias que pueden llevarnos a pasar por una amplia diversidad de dificultades.

Así es que, si tenemos la posibilidad de cuidarnos de forma simple, práctica y aprovechar más nuestro tiempo, ¿por qué no?

Hoy te quiero enseñar una receta práctica, que no te llevará muchos minutos y con la que dejarás tus piernas suaves, relucientes y preciosas para lucirlas este verano.

Puede que al leer este artículo creas que no es necesario tomarse tantas molestias en ello, pero, créeme cuando te digo que los beneficios no son únicamente estéticos. Tiene innumerables beneficios entre los que están la desintoxicación de la piel, la eliminación de pieles muertas innecesarias y actúa fortaleciéndola haciéndola lucir sana.

A todo ello le tenemos que sumar a un beneficio aun mayor, y es que, exfoliando nuestra piel, ayudamos a la correcta circulación cuando nos la aplicamos mediante masajes.

Vídeos destacados del día

Sin más, aquí te dejo la receta para que empieces hoy mismo a cuidar tus piernas.

Ingredientes que vas a necesitar:

  • 1 ¼ tacita de azúcar
  • ½ tacita de aceite de bebé, coco u oliva
  • 3 cucharaditas de zumo de limón

Elaboración:

Se pone en un frasco limpio todos los ingredientes y, se remueve bien hasta que esté todo completamente mezclado. A continuación, tápalo y bátelo bien.

Después de hacer estos pasos es hora de aplicar.

Modo de empleo:

Tómate una ducha, una vez que ya hayas llevado unos minutitos dentro de la ducha y estés completamente mojada, aplícate la mezcla que has hecho por todas las piernas.

Frótate bien las piernas con la misma, ayudándote de movimientos en círculos. No te dejes ningún rincón de tus piernas. También puedes hacer lo mismo por tus pies si tienes durezas.

Cuando vayas a retirarte la mezcla, hazlo con abundante agua, y cuando te vayas a secar, hazlo con suavidad.

A continuación, aplícate tu crema hidratante.

¿Cómo actúa esta mezcla en tu piel?

El azúcar es el clave encargado para eliminar la suciedad y piel muerta. Mientras, el limón aporta toda la suavidad y el brillo. El aceite en su labor, se encarga de brindar la humectación que tu piel necesita.

Una vez por semana vendrá bien para mantener tus piernas espléndidas.