Si al cepillarte el cabello o al lavarlo pierdes algunos pelos, no te preocupes, es normal, pero si la cantidad es excedida o notas que en algunas partes ya no te crece deberías prestar atención. Algunos factores son la mala alimentación, los problemas hormonales o el estrés, si este es el caso, deberás consultarlo con algún especialista, conviene hacerse un análisis de la sangre, y así corroborar el nivel de hierro, y de las hormonas de la tiroides, pero aún más importante será disminuir tu ansiedad.

Si pasas por esta situación será importante que lo hables con tu dermatólogo, pero si mientras quieres tener tu melena impecable evitando caídas presta atención a estos consejos.

En primer lugar se recomienda lavar el cabello frecuentemente, usando champús de buena calidad, y según tu tipo de cabello, así no se maltratará ni debilitará. En segundo lugar, ten en cuenta que tanto una elevada ingesta de carbohidratos como una dieta restrictiva dañan el cuero cabelludo, el cabello se fortalece con nutrientes que provienen de alimentos tales como las verduras, las carnes, las frutas o el pescado.

En tercer lugar debes mantener el cabello cepillado, para que no se debilite, a pesar de que muchos digan que si lo cepillas mucho se caerá más, los expertos aseguran que siempre y cuando se use un buen cepillo y no lo realicen de manera agresiva solo se sacaran los que ya se han caído. En cuarto lugar, hay remedios naturales que estimulan a que el cabello crezca, disminuyendo la caída, como el té verde, el fenogreco, cuya semilla estimula el crecimiento, el aloe vera, las semillas de lino o la raíz de regaliz, ya que inhibe la dihidrotestosterona.

Vídeos destacados del día

En quinto lugar, se recomienda ingerir suplementos nutricionales para acortar el período de caída, deben ser de aminoácidos sulfurados, así como la cistina o la taurina; y en sexto lugar, es bueno usar lociones anticaída, puedes pedirle a tu farmacéutico una loción que contenga minoxidil, porque su acción promueve a que el pelo crezca, engrosándolo.