La DGT ha informado de que los Niños que viajan a contramarcha tienen un 75% menos de posibilidades de tener lesiones graves en un accidente de tráfico. Aunque desde 2013 recomienda su uso, no son datos que se conozcan entre la población. Esta recomendación se debe a que las características de la cabeza, el cuello y la columna vertebral de un niño son más vulnerables a sufrir lesiones graves o mortales en caso de ocurrir un accidente de tráfico.

Si un niño viaja en el sentido de la marcha y recibe un impacto a 50km/h, deberá aguantar un peso equivalente a entre 150 y 300 kilos, sin embargo, esta carga se reducirá entre los 40 y 80 kilos, si el niño viaja a contramarcha.

Asimismo, según explica la DGT, en una silla a contramarcha la fuerzas recibidas como consecuencia de un impacto, se distribuyen por todo el cuerpo y no solamente en la zona del cuello, tal y como ocurre al viajar en sentido de la marcha.

Una razón más para elegir sillitas a contramarcha es que se ha comprobado que las sillas infantiles colocadas a contramarcha protegen también a los niños en caso de impacto trasero por alcance.

Desde hace algunos años, son ya varios organismos que declaran que es más seguro que los niños viajen en sentido contrario a la marcha. El Instituto Nacional de Investigación Sueco (VTI) ha demostrado con varios estudios las ventajas de las sillas a contramarcha en impactos frontales. De hecho, abogan por llevar a los niños de espaldas a la marcha hasta la edad de cuatro años.

Vídeos destacados del día

Según el VTI, el riesgo de lesión de un niño es casi cinco veces inferior en este tipo de sistemas que en los que van sentados a favor de la marcha. Asimismo, la Academia Americana de Pediatría recomienda, desde 2011, el uso de estas sillas para menores de dos años.

Si estás pensando en comprar un sillita para el coche, lo primero de todo que tienes que hacer es informarte de cuál es la más segura para tu bebé y para que éste no sufra daños. Infórmate antes de elegir y conoce los beneficios y ventajas de la contramarcha.