La inflamación del abdomen es un problema muy común entre las mujeres, aunque se sabe que comer en exceso es la principal causa de ello, a pesar de no hacerse si se sigue sintiendo mal, porque es algo  más profundo quién lo ocasiona, de acuerdo con expertos hay #Alimentos que contienen demasiada fructuosa como la pera o los que contienen carbohidrato, y llegan a generar que se inflame el abdomen, por lo que es mejor evitarlos.

Si te sientes hinchada con frecuencia, estos son algunos de los causantes, y podrían estar originando tu problema aunque seguro que ni lo pensabas, a ver si te resulta familiar: en primer lugar encontramos a las bebidas deportivas, que se utilizan para hidratarse luego de ejercitarse, pero pueden inflamarte por causa de su contenido de azúcar o edulcorante, lo mejor para estos casos es sustituirlas por agua y una banana, te sentirás hidratada nuevamente y no sufrirá las consecuencias tu abdomen.

En segundo lugar se hallan las verduras, si son muy buenas para la salud, pero el coliflor, el brócoli y la col por sus compuestos complican que sea digerido, no solo eso, por su contenido termina convirtiéndose en gas metano causando la inflamación; si las comes ponles un poco del jugo del limón, así estimulara las enzimas de digestión.

En tercer lugar, están los edulcorantes que sean artificiales, los productos que contengan edulcorantes no se absorben bien por el intestino delgado y acaban en el colon, en donde se fermentan por bacterias causando flatulencia, pero como de todas maneras el azúcar no es buena para nuestro intestino, lo mejor sería consumir alimentos que contengan menos de cinco gramos de la misma.

El cuarto causante es la manzana, estas contienen mucha cantidad de fructuosa, si eres intolerable, y no lo sabes, comerla podría causarte inflamación abdominal, así que ingiere solamente la mitad, para que minimices los efectos que tiene en el organismo, esto es recomendado por los nutricionistas.

Vídeos destacados del día

En quinto lugar encontramos a la soya, que es un alimento que realiza un efecto muy parecido al que hace el estrógeno en los cuerpos, contribuyendo a que el abdomen se inflame, por lo que deberías evitar consumir cantidades grandes. Ahora que ya lo sabes, trata de ir sacándolo de tu dieta diaria, luego de que lo hagas empezaras a notar la mejora; si deseas una revisión personalizada puedes ir a un médico especialista, quizás tu estomago trata de decirte algo. #Enfermedades #Calidad de vida