Lo primero que pensamos tras escuchar la palabra colesterol es que es algo malo para la salud, y no falta razón, pero lo que muchos no saben es que no podemos vivir sin colesterol. Y otra cosa que no se sabe es que hay dos tipos de colesterol, por un lado está el bueno (HDL), y por el otro está el "malo" (LDL). Los problemas de salud surgen cuando la cantidad del LDL aumenta en nuestro cuerpo, esto conlleva a su acumulación en los vasos sanguíneos y en las arterias, y con el paso del  tiempo puede detener el flujo de sangre, lo que puede terminar en #Enfermedades cardíacas.

El colesterol malo aparte de estar en #Alimentos con altas cantidades de grasa, también puede ser producido por nuestro hígado.

Sin embargo, también hay otras formas por las cuales se genera, como por ejemplo la genética y nuestros hábitos de vida.

La principal razón por la cual el colesterol aumenta en la sangre es el consumo de alimentos que lo contienen, es decir, productos como la carne o los lácteos grasos.

Los expertos aconsejaban a los pacientes que tenían que comer alimentos que no contienen colesterol y grasas, y así reducirlo, pero no es suficientes porque estudios recientes señalan que nuestro cuerpo produce más colesterol del que consumimos.

Una dieta baja en grasas y alta en fibras es la indicada para bajar el nivel del colesterol. El aceite de oliva, rico en ácido oleico, grasa monoinsaturada, aumenta los niveles de colesterol "bueno".

Entre las frutas más indicadas para este problema son el aguacate y la manzana.

Vídeos destacados del día

Un aguacate contiene 20 gramos de ácido graso monoinsaturado, según algunos estudios, además de bajar el colesterol malo, aumenta el bueno.  Por su parte la manzana, contiene pectina, esta impide la absorción intestinal del colesterol LDL. Eso sí, hay que comerla entera y no pelarla para conservar sus componentes. 

En cuanto a verduras, se encuentran la berenjenas, que regulan los niveles del colesterol perjudicial en la sangre; la alcachofa, hace que las grasas se disuelvan antes de instalarse en el organismo, y las judías verdes, que ricas en fibra soluble que arrastra el colesterol “malo” y lo elimina del cuerpo. Los frutos secos también son recomendados, las almendras o las nueces reducen el colesterol malo y aumentan el bueno. #Calidad de vida