En esta nota se explicará lo que precisas saber acerca de esta condición. Empecemos por comentar que hay diversos tipos de éstas, es por ello, que todas se identifican de diferentes formas. Desde este medio queremos hacerte llegar toda la información de esta enfermedad llamada embolia pulmonar, para que así te encuentres lo mejor informado, así que no dejes de leer para enterarte.

Pero entonces, ¿Qué es la embolia y de que se trata? pues se trata de un coagulo sanguíneo que se hace en el torrente de sangre ubicado en los pulmones, al ocurrir esto el aire no circula libremente por lo que se presentan las dificultades, causando aumento del ritmo cardíaco debido a que el corazón tiene que esforzarse más de lo debido o lo común.

Este padecimiento también llamado tromboembolismo pulmonar o TEP, tiene un riesgo alto porque normalmente ocasiona muerte del cerebro o riesgo de fallecimiento en un quince por ciento de las personas que lo padecen, de todas maneras como a casi cualquier enfermedad hay maneras para prevenir que esto ocurra, presta mucha atención.

Así que ¿Cómo poder prevenir este tipo de enfermedad? Se sabe que se hay factores que llegan a inducir padecer de embolia pulmonar, y a estos mismos te los mencionare a continuación: en primer lugar encontramos a la edad, también lo son los antecedentes, los padecimientos neurológicos, el cáncer que se halle activo, un reposo prolongado acostados o por obesidad, además la trombofilia ya sea congénita o adquirida, la utilización de pastillas anticonceptivas, el fumar o el realizar ningún tipo de actividad física.

Vídeos destacados del día

El llevar una vida saludable puede prevenirla, pero también ten en cuenta que si sigues con esos hábitos tendrías que hacer una consulta a tu medio de manera periódica, porque la mejor opción para chequear tus pulmones será por medio de radiografías o de tomografías, así mismo, deberías prestar atención de no confundir esta enfermedad con otra por sus síntomas, éste tipo de padecimientos no es para nada un ataque de ansiedad, o de pánico.

Es más se puede decir que muchos de quienes lo padecen pueden ser diagnosticados mal, ya que los síntomas del tromboembolismo pulmonar son agitación, respiración acelerada, dolor en el tórax, ahogo, ansiedad, desmayos, mareos, piel de color azul y convulsiones, por lo que se asemejan a los del ataque de pánico, recuerda que esta enfermedad afecta primeramente a los pulmones y luego o por consecuencia a nuestro órgano más importante, el corazón.

Es importante saber que la embolia cuando se está embarazada puede ser delicada, principalmente debido a que no es posible hacer las revisiones recomendadas, a pesar de que ahora ya reconozcas los signos de esta enfermedad no dejes de consultarlo con un profesional, por lo menos una vez al año, así podrás prevenir cualquier tipo de enfermedad.