En general, los médicos hacen un esfuerzo para hacernos entender los peligros que tiene exponerse demasiado al sol, porque aumenta el riesgo de tener cáncer de piel, para no sufrir problemas en nuestra salud lo normal es casi no exponernos, utilizar protectores solares, lentes oscuros, gorras o sombreros, entre otras cosas. Pero en realidad, se habla muy poco de la importancia que tiene a nuestro cuerpo tener un contacto con el sol, de manera moderada.

Mayormente, porque procesa mejor la vitamina D, lo que es importante para que se fije el calcio, además de otros minerales que necesitan los huesos, se demostró que se elevaron los problemas osteológicos, es decir de los huesos, por déficit de vitamina D, y en muchos casos se da porque no se expone nada al sol.

El primordial beneficio de esta vitamina en nosotros es que ayuda a que los huesos estén fuertes, ya que asiste absorbiendo el calcio, lo que es fundamental para que se desarrollen los huesos, que por su puesto se ingiere de diversos alimentos, así mismo, ayuda fortaleciendo los músculos, favorece al sistema inmune que es el que se encarga de acabar con bacterias y virus, y beneficia el proceso del sistema nervioso, debido a que permite que el cerebro envié mensajes al cuerpo.

¿Pero cómo tomar sol sin afectar la piel? Nuestra piel elabora vitamina al exponerse al sol, por consecuencia de los rayos UVB, para que esto ocurra, no es preciso que la exposición sea prolongada, alcanza con varios minutos por día, en el verano conseguir las vitaminas necesarias es esperando dos o tres minutos por día, previo a ponerte el protector, otra manera es poniéndote protector tan solo en el rostro, dejando las piernas y los brazos descubiertos, esto para el caso de que se vaya caminando a algún lugar.

Vídeos destacados del día

Así mismo, se puede producir cantidades que sean apropiadas de esta vitamina exponiéndose al sol entre diez y veinte minutos con protector solar solo en la cara, dos veces a la semana, tengamos en cuenta que mientras más claro sea el color de tu piel más rápido se produce vitamina D, las personas que se afectan más al sol, deben realizarlo menos tiempo, para evitar problemas en el cutis.